18° GUATEMALA
21/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Razones para empezar a practicar Yoga, sin duda te cambia la vida

Edgar Quiñónez
22 de junio, 2021

Se cuentan por millones los “yoguis” o personas que practican Yoga. Famosos y anónimos, que se declaran “enganchados” o adictos a sus beneficios.

El Yoga es una disciplina milenaria que nació en la India hace más de 4.000 mil años y que se ha popularizado en las últimas décadas.

Desde los más contemporáneos como el Bikram Yoga (el que se realiza a 42º de temperatura y es perfecto para eliminar toxinas) o el Aeroyoga (en el que literalmente te cuelgas del techo y sientes la ingravidez), hasta los más puristas como el Sivanda Yoga o el Hatha Yoga, todos se basan en conectar cuerpo, mente y emociones.


Esta nota también te puede interesar: Video | Siete beneficios de hacer ejercicio


Beneficios del Yoga

A medio camino entre una actividad deportiva y un método de meditación, la práctica del Yoga cautiva a quien la ejercita. ¿Lo mejor? La progresión en los movimientos la marcas tú y guiada por un buen maestro que mida las posibilidades de cada uno.

El Yoga es una disciplina para todos. Personas de 0 a 90 años. ¿Por qué no probar algo que se puede realizar en cualquier lugar y cuyos beneficios están sobradamente avalados por la ciencia?


1- Reduce la ansiedad y el estrés

La practica habitual del Yoga disminuye el estado de ansiedad y el estrés de manera similar. Así lo indica un estudio realizado Ronald C. Kessler, sociólogo y profesor en el Harvard Medical School de Massachusetts.

2- Aumenta la calidad del sueño

Otro estudio realizado por la Fundación para la investigación del Yoga Swami Vivekananda demostró que esta disciplina ayuda a descansar.

El estudio demostró que las personas que realizaban Yoga tardaban menos de 10 minutos en quedarse dormidas. Además, la investigación reveló que el Yoga ayuda a descansar mejor.

3- Se trabaja mejor

Si tu trabajo te agota, no te gusta o te mueves en un hábitat laboral muy competitivo, el yoga puede ayudarte a salir del estrés. De nuevo otro estudio hindú demostró que los beneficios del yoga se apreciaban para el buen desempeño del trabajador.

Fotografía de StockSnap en Pixabay, utilizada con fines ilustrativos.

4- Mejora el rendimiento académico

La atención a la respiración y la meditación que se incluye en la práctica del Yoga, hacen posible alcanzar un estado mental más sereno.

5- Fortalece huesos y músculos

Si se realiza de manera progresiva y adaptada, el Yoga evita que el ácido láctico se acumule en el cuerpo. Además de reforzar los huesos evitando la pérdida de masa ósea y potenciar la flexibilidad de las articulaciones. Un gran antídoto natural contra la osteoporosis, por ejemplo.


6- Aumenta la flexibilidad

A pesar de que al principio las posturas parezcan propias de un contorsionista, a medida que se avanza en su práctica, el Yoga contribuye a potenciar la flexibilidad muscular.

Cruzar las piernas en la postura del loto te resultará un juego de niños, y te servirá como plataforma para practicar tu deporte favorito evitando en gran medida el riesgo de lesiones.



7- Contribuye a aliviar dolores crónicos y posturales

Con una práctica bien adaptada, el Yoga es muy efectivo para paliar la mayoría de los dolores crónicos como el dolor de cuello, la artritis reumatoide, dolor de rodillas, lumbalgia, dolor de espalda crónico, ciática o fibromialgia, entre otros. Eso sí, es imprescindible contar con la buena guía de un maestro yogui para evitar lesiones.

8- Es una magnífica terapia antiaging

Sí hay estudios recientes que sugieren que el Yoga y la meditación ayudan a proteger el ADN de los daños provocados por el estilo de vida o el natural paso de los años.

9- Quema calorías

Una promesa que atrae a muchos y que se ha demostrado científicamente. Algunas investigaciones han consensuado que la práctica del Vinyasa Yoga implica un gasto calórico.


10- Enseña a respirar

La respiración yóguica, también denominada como abdominal o diafragmática. Además, respirar de manera profunda y a un ritmo pausado ralentiza el ritmo cardiaco y relaja los músculos.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER