24° GUATEMALA
07/08/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿No tienes pesas en casa? Cómo puedes sustituirlas sin gastar dinero

Edgar Quiñónez
09 de junio, 2021

Ejercicio en casa. Los entrenamientos en casa tuvieron una explosión de popularidad debido al confinamiento por el covid-19. Esto debido a que era “riesgoso” acudir a gimnasio y otros centros deportivos para estrenar.

No obstante, muchas personas se mostraron preocupadas, pues no tenían el equipo necesario para ejercitarse en su hogar. Afortunadamente, existen sustitutos que son mucho más baratos, así como prácticos.

Otro beneficio es que el equipo de entrenamiento casero lo puedes ocupar en cualquier lugar que estés, incluso si sales de vacaciones. Así no perderás ningún día para ejercitarte como es debido.


Esta nota también te puede interesar: En imágenes el mapa de las ciclovías de la Ciudad de Guatemala


Beneficios de hacer ejercicio en casa

1- Hace que el compromiso con el ejercicio aumente

Al no tener que salir de casa, es mucho más fácil comprometerse con este plan para estar en forma. Es una manera de no exponerte a excusas que te mantendrían lejos de tu objetivo.

2- Te permite tener más cosas a mano

Otro de los beneficios de hacer ejercicio en casa es que en cuestión de segundos tienes acceso a una gran cantidad de recursos y herramientas que te pertenecen: bebida y comida, diferentes tipos de pesas adaptadas a tus capacidades y objetivos, e incluso pantallas grandes que te permiten seguir tutoriales en tiempo real, con sonido y manteniendo una distancia prudencial.

3- Te aporta entornos con más silencio

En la mayoría de los casos, un hogar nos aporta más silencio que un gimnasio o el resto de los espacios a los que la gente suele ir para hacer ejercicio.

4- Te ayuda a concentrarte más

Al estar en un lugar que te ofrece privacidad y no te expone a distracciones si tú no quieres, puedes concentrarte más en los movimientos que haces. Esto es fundamental para hacer los ejercicios bien y sin lesionarte.

5- Ofrece flexibilidad horaria

Al no tener que desplazarte, es más fácil que dispongas del tiempo necesario para hacer todos los ejercicios que quieras. A su vez, es más probable que seas capaz de mantenerte en movimiento con la frecuencia que necesites, sin parones de muchos días seguidos.

6- No necesitas esperar

Al contrario de lo que ocurre en el gimnasio, no tienes que compartir el espacio con mucha gente que espera a su turno para hacer uso de los materiales. Tu casa, tus normas.


Cómo hacer tus propias pesas

A continuación te presentamos tres maneras sencillas y bastante prácticas de crear tu propio equipo de ejercicio o de sustituir las pesas con algunos artículos que probablemente tienes en casa.

Método 1: Botes con agua

Esta manera es muy sencilla y económica. Sólo tienes que comprar un par de botes de plásticos tan grandes como tu nivel de fuerza y llenarlos con agua.

Puedes utilizar un bote de medio litro si apenas comienzas a ejercitarte, ya que significa casi un kilogramo de peso. Si quieres más resistencia, consigue recipientes de 3 a 10 litros y modula la cantidad de agua. También puedes usar los contenedores de detergente líquido.

Con estos recipientes se puede trabajar como si fueran mancuernas, barras o pesa rusa, así que puedes ejecutar sentadillas, lunges, press militar, curls de bíceps y otros movimientos.

Para ejercitar los músculos y las articulaciones no siempre se necesita salir del hogar. Imagen utilizada con fines ilustrativos.

Método 2: Mochilas cargadas

Si tienes una vieja mochila, puedes llenarla de objetos como libros, bolsas de arena, botellas con agua o ropa y usarla para tu trabajo de pesas.

Lo mejor de todo es que no necesitas las cintas que se ajustan en los hombros para usarla como pesa, ya que puedes sujetar la zona lateral de la mochila para utilizarla como mancuerna o barra. En caso de tener las cintas, puedes usarlas para push ups, sentadillas o estocadas.


Método 3: Bandas de resistencia

Si bien estas bandas no siempre funcionan como las pesas, para quienes comienzan a hacer ejercicio y desean ganar músculo son una buena y económica opción.

Las puedes encontrar en cualquier supermercado o tienda de artículos deportivos. Sólo revisa que el set de bandas sea de diferentes niveles de resistencia, para hacer más difíciles los entrenamientos con el tiempo. Eso te ayudará a ganar músculo de manera constante.

Por si fuera poco, las bandas de resistencia ayudan a trabajar todo el cuerpo sin importar lo que decidas entrenar, ya sea piernas, abdomen, pecho, espalda, hombros y hasta glúteos.



SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE