18° GUATEMALA
03/12/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿Cómo tratar los piojos que son resistentes a medicamentos?

En la actualidad los piojos representan una afección muy común, lo que está asociado a la aparición de piojos resistentes a los medicamentos. Conoce remedios para tratarlos

Tratamiento para piojos
Edgar Quiñónez
20 de septiembre, 2022

La infección por estos pequeños insectos es conocida como pediculosis. Los mismos pueden encontrarse en etapa de liendre, huevo y piojo adulto a nivel del cuero cabelludo, el área del pubis y adheridos a la ropa. Por lo general, se transmiten de persona a persona, a través de objetos personales como peines o gorros.

Los productos antipiojos se pueden comprar en lugares como farmacias o supermercados. Existe una serie de remedios caseros a los que se suele recurrir. Sin embargo, expertos en la materia recomiendan consultar a un médico que pueda dar el mejor tratamiento. 

De acuerdo con las pautas de la Academia Americana de Pediatría, el método estándar para diagnosticar piojos de la cabeza es identificar una "ninfa viva o un piojo adulto". Se recomienda examinar el cabello húmedo lubricado con acondicionador u otro producto

Esta afección se suele tratar con medicamentos a base de permetrinas o piretrinas. La resistencia de los agentes patógenos a las drogas es una problemática que enfrenta la mayoría de los servicios de salud de todo el mundo.


Te puede interesar: ¿Pueden volver las canas a su color original?


¿Por qué hay piojos resistentes a medicamentos?

Los fármacos de primera línea utilizados en el tratamiento de la pediculosis son los piretroides. Son sustancias insecticidas capaces de dañar y eliminar a los huevos y los piojos adultos presentes en el vello humano. No obstante, desde hace 20 años se ha evidenciado una disminución en la eficacia de estos medicamentos en Estados Unidos.

En la actualidad, los piojos resistentes a los medicamentos son conocidos como súper piojos por su inmunidad a los agentes terapéuticos convencionales. Esta resistencia es atribuida a mutaciones o adaptaciones genéticas del insecto producto de la exposición continua a los fármacos pediculicidas.

Estos cambios adaptativos le permiten a los piojos resistentes disminuir el efecto de los medicamentos al bloquear o inhibir su mecanismo de acción. Además, se ha encontrado en algunas cepas un aumento de las enzimas del metabolismo, capaces de degradar y eliminar al medicamento del organismo del piojo antes de que ejerza su función.


Síntomas de la presencia de piojos

La sintomatología de la pediculosis se centra en la presencia de prurito o picazón intensa en las diferentes áreas del cuerpo humano. Esto es debido a que las formas larvales o liendres del insecto se alimentan directo de la sangre, causando una respuesta de hipersensibilidad y produciendo la necesidad de rascado.

De igual forma, cuando hay piojos resistentes a medicamentos se pueden añadir los siguientes signos y síntomas:

  • Pequeñas pápulas o protuberancias rojas en la piel.
  • Percepción de cosquilleo por movimiento de los piojos.
  • Dificultad para dormir.
  • Irritabilidad y mal humor.

Se ha evidenciado la presencia de excoriaciones, ulceraciones y aumento de tamaño de los ganglios linfáticos cervicales y submaxilares. Además, algunos pacientes pueden presentar infecciones bacterianas secundarias en la piel, producto del rascado continuo e intenso.

¿Cómo se trasmiten los piojos?

La principal forma de transmisión de los piojos es a través del contacto directo de persona a persona. El contagio de los piojos de la cabeza es más común en los colegios e instituciones, siendo los pequeños de la casa los más afectados. La presentación corporal de la pediculosis se transmite con mayor facilidad, al vivir en condiciones insalubres en las que la ropa se lava con escasa frecuencia. Por su parte, los piojos púbicos se contagian por contacto sexual.

Los piojos no tienen la capacidad de saltar o volar y se mueven arrastrándose. No obstante, los peines, los cepillos, los gorros, los sombreros y las almohadas pueden actuar como fómites, es decir, vehículos de transmisión, llevándolos del paciente portador hasta el sano.

A pesar de lo que se cree, los piojos que habitan el cuero cabelludo prefieren colonizar cabellos limpios. Esto es porque el sebo acumulado en el pelo poco higiénico dificulta su propagación. Por otro lado, es poco frecuente que los animales domésticos intervengan en el ciclo de contagio.

Consejos y prevención

Los niños son los más vulnerables a este tipo de enfermedades. Por lo que la base para la prevención de la pediculosis es la adecuada educación de los mismos.

En este sentido, se debe hacer énfasis en evitar compartir objetos personales, así como reducir el contacto con las personas sospechosas de padecer la enfermedad.

De esta forma, se pueden seguir las siguientes recomendaciones para disminuir el riesgo de padecer una infestación por piojos:

  • Lavar los elementos de la cama y la ropa con agua caliente o en seco. 
  • Limpiar los cepillos y peines, remojándolos en agua caliente por 5 a 10 minutos luego de utilizarlos.
  • Lavar los juguetes en seco o con abundante agua caliente.
  • Evitar compartir abrigos, sombreros, gorros, cepillos y peines con otras personas.
  • TAGS RELACIONADOS:
  • salud
SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE