19° GUATEMALA
22/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Charlie Brown, lo que no sabías de la apasionante historia del niño sensible y tímido

Charles Schulz y su criatura animada Charlie Brown tienen mucho en común. Comparten no solo el nombre, sino ese temperamento sensible y tímido.

Fotografía utilizada con fines ilustrativos.
Edgar Quiñónez
03 de enero, 2022

Charles Schulz nació en Minneapolis, Minnesota, el 26 de noviembre de 1922 y fue hijo de una ama de casa y un barbero alemán. Como estudiante fue tímido y solitario, por ser el menor de su clase en el Central High School de la ciudad de Saint Paul y a los 21 años, cuando murió su madre, se alistó en el ejército de los Estados Unidos y combatió en la Segunda Guerra Mundial.

De estos tiempos de batalla le vienen al personaje de Snoopy sus sueños como el de ser piloto de guerra y su admiración por el Barón Rojo piloteado por el legendario Barón de Richthoffen

Cuando regresó a Estados Unidos hacia el final de la guerra, en 1945, decidió que no quería trabajar en ninguna fábrica, ni estudiar una carrera que le restara libertad creativa, así que tomó cursos de dibujo por correspondencia y trabajó como profesor de arte en Art Instruction Inc.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Fue así que se convirtió en el dibujante más exitoso de la segunda mitad del siglo XX. No le faltó el dinero, gracias a Charlie Brown y su pandilla, que en sus comienzos bautizó como  ‘Li'l Folks’ (pequeños amigos).

Dotado de buen sentido comercial, Charles Shulz publicó sus caricaturas en varios periódicos estadounidenses de gran prestigio hasta que en 1949 se unió al sindicato de United Features y logró comercializar sus obras. 

Li'l Folks pasó a llamarse ‘Peanuts’ en 1950, que traduce “maní, o cacahuates” y que se refiere a “cosas pequeñas” de la vida de un puñado de niños de escuela. Y fue tanto el éxito y la popularidad alcanzado por Peanuts que tuvo que abandonar sus otras caricaturas para centrarse en esta, la joya de la corona.

Lo original en ‘Peanuts’ consistió en retratar la vida cotidiana de la infancia en una época dominada por las caricaturas de súper héroes de acción y violencia. Habrán notado sus seguidores que en ‘Peanuts’ no hay adultos, solo niños y sus problemáticas aparentemente sencillas pero complejas para ellos.

El final

Shulz pintó hasta un año antes de su muerte, en el año 2000. Solo la enfermedad le impidió a este hombre de 77 años seguir adelante con su gran pasión. Todo comenzó con un infarto en 1999, que dio pie a que le fuera descubierto un agresivo cáncer colorrectal. Ya era demasiado tarde, pues la enfermedad se hallaba en etapa de metástasis y el cáncer ya se había expandido hacia el estómago. 

En diciembre de 1999 dejó de dibujar y dos meses más tarde, como si hubiera sido despojado del motor de su existencia, falleció.

Su última tira cómica original vio la luz un día después de su fallecimiento, el 13 de febrero de 2000, y con ella se puso fin a cincuenta años de trabajo diario, obsesivo, feliz, constante y disciplinado, en el que dibujó cada fondo e imagen sin ninguna ayuda. 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER