23° GUATEMALA
02/02/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Elecciones Guatemala 2023
Elecciones Guatemala 2023
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Deportes
Deportes

EN VIVO | Recorrido de la procesión de la virgen de Concepción en la Catedral de Guatemala

Luego de dos años de realizarse de una manera distinta, el rezado de la Consagrada Imagen de la Inmaculada Concepción de la Catedral Metropolitana volverá a las calles del Centro Histórico. 

Edgar Quiñónez
09 de diciembre, 2022

Este viernes 9 de diciembre de 2022, en punto de las tres de la tarde, saldrá el tradicional rezado de la Consagrada Imagen de la Inmaculada Concepción de la Santa Iglesia Catedral Metropolitana de Guatemala

Dicha actividad que cumple 167 años de bendecir a los guatemaltecos, conmemora y nos recuerda la celebración católica dedicada a la advocación de la Concepción de María

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE

Recorrido y puntos de referencia de la procesión

  • 15:00 hrs, salida de la procesión de la Santa Iglesia Catedral
  • 16:00 hrs, Arco de Correos
  • 17:30 hrs. Mercado Central 
  • 18:00 hrs. Rectoría de Santa Rosa
  • 19:00 hrs. Rectoría Santuario de San José
  • 19:55 hrs. Parroquia Nuestra Señora De La Merced
  • 21:00 hrs. Parque Isabel la Católica
  • 21:45 hrs. Parque San Sebastián
  • 22:15 hrs. Parroquia El Santísimo Nombre de Jesús, Iglesia de la Recolección
  • 23:30 hrs. Parque El Sauce
  • 24:15 hrs. entrada

Una de las novedades del tradicional rezado de la Santa Iglesia Catedral para este 2022, es que la procesión visitará varios templos de la zona 1.

 

Datos que debes saber sobre la Inmaculada Concepción 

1. ¿A quién se refiere la Inmaculada Concepción?

La Inmaculada Concepción hace referencia a la manera especial en que fue concebida María. Esta concepción no fue virginal ya que ella tuvo un padre y una madre humanos, pero fue especial y única de otra manera.

2. ¿Qué es la Inmaculada Concepción?

El Catecismo de la Iglesia Católica describe que:

“Para ser la Madre del Salvador, María fue ‘dotada por Dios con dones a la medida de una misión tan importante’. El ángel Gabriel en el momento de la anunciación la saluda como ‘llena de gracia’. En efecto, para poder dar el asentimiento libre de su fe al anuncio de su vocación era preciso que ella estuviese totalmente conducida por la gracia de Dios” (490).


“A lo largo de los siglos, la Iglesia ha tomado conciencia de que María ‘llena de gracia’ por Dios (Lc. 1, 28) había sido redimida desde su concepción. Es lo que confiesa el dogma de la Inmaculada Concepción, proclamado en 1854 por el Papa Pío IX:

‘… la bienaventurada Virgen María fue preservada inmune de toda la mancha de pecado original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo Salvador del género humano’” (491).

3. ¿Esto significa que María nunca pecó?

Sí. Debido a la forma de redención que se aplicó a María en el momento de su concepción, ella no solo fue protegida del pecado original, sino también del pecado personal. 

El catecismo lo explica en el número 493 que los padres de la tradición oriental llaman a la Madre de Dios “la Toda Santa” (Panaghia), la celebran “como inmune de toda mancha de pecado y como plasmada y hecha una nueva criatura por el Espíritu Santo”. Por la gracia de Dios, María ha permanecido pura de todo pecado personal a lo largo de toda su vida.

4. Entonces, ¿María necesitaba que Jesús muriera por ella en la Cruz?

No. María fue concebida inmaculadamente como parte de su ser “llena de gracia” y así “redimida desde el momento de su concepción” por “una singular gracia y privilegio de Dios Todopoderoso y por virtud de los méritos de Jesucristo, salvador de la raza humana”. 

Tal como lo explica el catecismo en el número 492, esta “resplandeciente santidad del todo singular” de la que ella fue “enriquecida desde el primer instante de su concepción”, le viene toda entera de Cristo: ella es “redimida de la manera más sublime en atención a los méritos de su Hijo”. El Padre la ha “bendecido […] con toda clase de bendiciones espirituales, en los cielos, en Cristo” más que a ninguna otra persona creada. Él la ha “elegido en él antes de la creación del mundo para ser santa e inmaculada en su presencia, en el amor”.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE