20° GUATEMALA
20/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Marilyn Manson y sus escándalos más polémicos, drogas y violaciones

El músico cumple 53 años lejos del éxito de otras décadas. Desde que la actriz Evan Rachel Wood se animó a denunciarlo, varias mujeres se sumaron a contar el horror que vivieron a su lado.

Fotografía utilizada con fines ilustrativos.
Edgar Quiñónez
05 de enero, 2022

Este 5 de enero Brian Hugh Warner (Marilyn Manson) cumple 53 años. Su futuro no es promisorio, se ve oscuro. Debe enfrentar graves acusaciones ante la justicia. Y los medios que, durante un cuarto de siglo, lo mostraron como una rareza y difundieron sus excentricidades hasta con aire divertido, ahora sólo lo mencionan para condenarlo.

En 2018, la actriz Evan Rachel Wood declaró ante un comité del Congreso de Estados Unidos en una de las audiencias previas para la preparación de una ley que establece derechos para las víctimas: “Mi experiencia de violencia doméstica incluyó abuso mental, físico y sexual. Comenzó lentamente pero luego se intensificó. Hubo amenazas contra mi vida, manipulación psicológica, lavado de cerebro, despertarme siendo violada y, la peor parte, rituales enfermizos".

La actriz no dio, en ese momento, el nombre de su abusador. En las redes sociales comenzaron las especulaciones. Se pusieron a repasar su pasado amoroso y se mencionaron a los novios que se le habían conocido. El principal sospechoso era Marilyn Manson.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Pero pasaron más de dos años hasta que Evan Rachel Wood pudo ponerle nombre. Lo hizo a través de una declaración y de posteos en las redes sociales. Aquello que era un rumor se convirtió en certeza. El señalado era el músico.

Fotografía de archivo del diario de México, El Universal, utilizada con fines ilustrativos.

Las consecuencias fueron inmediatas. La discográfica dejó de promocionar su último lanzamiento y rescindió el contrato, su manager renunció, dos series televisivas (American Gods y Creepshow) eliminaron las participaciones especiales que él iba a tener y muchas radios dejaron de pasar sus temas.

El artista emitió un comunicado oficial negando las imputaciones: “Obviamente, mi arte y mi vida han sido durante mucho tiempo imanes para la controversia, pero estas afirmaciones recientes sobre mí son horribles distorsiones de la realidad", dijo el cantante.

Estas revelaciones y muchas otras consigna una investigación periodística exhaustiva que realizaron Kory Grow y Jason Newman para la revista Rolling Stone. La nota titulada Un Monstruo Oculto a la Luz del Día fue publicada en noviembre en Estados Unidos y en español en el número de diciembre de la edición argentina. Allí se acumulan los testimonios de sus víctimas, de testigos y colaboradores. Al músico se lo llama siempre por su apellido real, Warner.

Una vida complicada

Fotografía utilizada con fines ilustrativos.

Brian Wagner nació en Ohio en 1969. Muchos son los que buscan en su infancia la causa de sus conductas privadas una vez que alcanzó la fama. Algunos culpan al abuelo que tenía el sótano repleto de material pornográfico, otros a un padre que no le prestaba atención.

​​​​​​Wagner en su juventud comenzó a escribir en una revista musical. Luego con unos amigos formó una banda, con la que hacían shows en lugares pequeños y grababa cassettes caseros.

Desde el principio se preocupó por la cuestión escénica, por la imagen, por sus ropas extravagantes, el maquillaje cargado, por provocar. Pero no dejaba de ser una estética gótica. La música era metal con toques industriales.

En 1999 la masacre de Columbine lo puso en el ojo de la tormenta. Lo acusaron de ser el inspirador de los chicos asesinos que mataron a doce estudiantes. Que su música los había empujado a la masacre. 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER