Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Psicología Positiva: claves para la búsqueda de la felicidad y el bienestar

A propósito del Día Internacional de la Felicidad, el lunes 20 de marzo, la Psicología Positiva -surgida en 1998- se erige como un enfoque propicio para conseguirla y mantenerla, reforzando las fortalezas y virtudes de las personas.

Felicidad y el bienestar. Fotografía utilizada con fines ilustrativos.
Mariana Caprile |
01 de marzo, 2023

¿Existirá un anhelo más transversal, entre los humanos, que el de alcanzar la felicidad? La búsqueda de la felicidad nos asemeja, nos acerca –al margen de nuestra nacionalidad, raza, edad, estrato social o personalidad-, aunque también, en ocasiones, nos hace competir entre nosotros hasta al punto de enemistarnos. No hay ser en el mundo que no persiga experimentar este estado emocional, aunque con frecuencia no tenga muchas pistas sobre cuál sea el camino a seguir para lograrlo.   

¿Pero, y qué es la felicidad? ¿Sabemos realmente cómo obtenerla? Parece curioso -o paradójico- que, siendo nuestro deseo más preciado, el “fin último del hombre” según el filósofo griego Aristóteles, nos resulte tan difícil de definir y de tener claridad sobre el método para materializarlo. ¿Aprendimos, en algún momento de nuestras vidas, a trazar una ruta para la felicidad o vamos topándonos con ella por pura suerte o sólo a través del ensayo y error? Para quienes pertenecemos a este segundo grupo –seguramente muy vasto-, hay noticias alentadoras. 

Hace 25 años, en el marco del encuentro anual de la Asociación Americana de Psicología, se introdujo el concepto de Psicología Positiva. A diferencia de la psicología tradicional que se dedica al estudio de alteraciones en materia de salud mental, este nuevo enfoque pone el énfasis en lo que sí funciona en las personas; vigoriza sus fortalezas de carácter y virtudes para que tengan vidas plenas y placenteras. Sus temas centrales son el bienestar y la felicidad, y su meta final es incrementar el “florecimiento humano”.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE

En este sentido, el psicólogo y escritor estadounidense, Martin Seligman -quien es considerado el fundador de la Psicología Positiva-, planteó un modelo que presenta las bases y los indicadores de bienestar para poder sentirse bien y prolongar esa sensación, el mayor tiempo posible, en la cotidianidad.

El modelo PERMA, como lo denominó Seligman, está conformado por los siguientes 5 elementos principales: Positive Emotions (Emociones Positivas), Engagement (Compromiso), Relationships (Relaciones Positivas), Meaning (Significado y Propósito) y Accomplishment (Logro o Realización). 

La felicidad: una aspiración universal cuantificable

En el año 2012, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decretó el 20 de marzo como el Día Internacional de la Felicidad. De esta manera, reconoce “la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos” y, paralelamente, exhorta a sus países miembros a diseñar políticas públicas que faciliten su consecución, aplicando un “enfoque más inclusivo, equitativo y equilibrado” en su modelo económico. 

Asimismo, cada año también a partir de 2012, se da a conocer el Informe Mundial de la Felicidad –World Happiness Report (WHR)-. Esta publicación, elaborada por un “grupo de expertos independientes (…), cuyas opiniones no necesariamente reflejan la visión de ninguna organización, agencia o programa de la ONU”, ofrece, entre otras informaciones, un ranking de felicidad que toma en cuenta a más de 140 países del mundo.

En 2022, el lugar número 1 lo ocupó Finlandia; de Latinoamérica, el mejor posicionado fue Costa Rica –puesto 23-, luego Uruguay –30-, Panamá -37-, Brasil -38- y Guatemala -39-. La presentación de la edición 2023 del reporte coincidirá con el Día Internacional de la Felicidad: (lunes) 20 de marzo. 

La invitación es a que celebremos esa fecha, no simplemente esbozando una sonrisa –siempre beneficiosa tanto para el que la da como para quien la recibe-, sino también reflexionando sobre si somos verdaderamente felices, si estamos sintiendo bienestar. Si no es así, quizá sea oportuno aprovechar la energía que otorga la primavera –que inicia entre el 20 y el 21 de marzo en el hemisferio norte- para replantearnos y emprender un camino deliberado y consciente para nuestro “florecimiento”.

*Este artículo forma parte de una serie sobre Felicidad y Bienestar que se estará publicando durante el mes de marzo en República. Los invitamos a leernos y dejar sus comentarios.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE