22° GUATEMALA
01/12/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

"Quema del diablo" en Guatemala, por qué se realiza este 7 de diciembre

Las calles y avenidas de Guatemala arden cada año la tarde del 7 de diciembre y es que ese día se realiza una tradición que sigue vigente en la actualidad. 

Según historiadores guatemaltecos la “Quema del diablo” se originó en el siglo XVI como preámbulo de las festividades de la Natividad. Fotografía utilizada con fines ilustrativos.
Edgar Quiñónez
01 de diciembre, 2022

Este miércoles 7 de diciembre, los guatemaltecos realizan la tradicional ”Quema del diablo”, una de las actividades más icónicas y emblemáticas del país de la eterna primavera. En varias partes del país, esta celebración es acompañada con música de marimba, fuegos pirotécnicos y el tradicional baile de toritos. 

Según el  historiador, escritor y docente guatemalteco, Miguel Alfredo Álvarez Arévalo, el diablo se quema específicamente el 7 de diciembre en Guatemala, debido a que el fuego es un elemento purificador. 

“Es en este punto en el que se mezcla la tradición con la religión, pues la quema del diablo se lleva a cabo un día antes de la celebración que la Iglesia Católica realiza para recordar el momento en el que la Virgen María fue destinada a concebir al hijo de Dios”, explicó el cronista. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE

Por otro lado, muchos guatemaltecos tienen la creencia de que se eliminan los males y desventuras sufridas durante el año transcurrido e incluso hay quienes realizan la quema del diablo, con la intención de acabar con las malas energías. 

“Quema del diablo”, más detalles de la tradición 

Esta tradición que nació en el siglo XVI como preámbulo de las celebraciones navideñas aún permanece arraigada en los guatemaltecos, que esperan con ansias la llegada del 7 de diciembre para participar de ella y encender las hogueras a las 6 en punto de la tarde. 

A decir del historiador guatemalteco, Fernando Urquizú, esta es una celebración mágico religiosa propia de nuestro país y su origen proviene de la preparación ancestral para el festejo de la Inmaculada Concepción, advocación mariana que en Guatemala es de gran culto y devoción. 

“En Antigua Guatemala y en la capital estas fogatas eran conocidas como Las Luminarias de la Virgen y eran colocadas por el ayuntamiento de las ciudades desde el siglo XVI”, comentó Urquizú. 

“La tradición de nuestros abuelos decía que el 7 de diciembre debíamos quemar todo lo viejo y lo que nos traía malos recuerdos, para poder recibir la bendición de la Virgen al día siguiente, que justamente es el día de la Inmaculada Concepción”, agregó. 

La “Quema del diablo” y el “Día de la Virgen de Concepción”

Estas celebraciones son importantes en la cultura e historia de Guatemala, de hecho algunos expertos afirman que la usanza de quemar figuras en esta fecha, se originó por la necesidad que había en el siglo XVII de alumbrar el paso de la procesión de la Virgen de la Inmaculada Concepción ante la falta de alumbrado público. 

En los últimos años para reducir los índices de contaminación en el país, las autoridades han hecho varias recomendaciones para la realización de la quema del diablo, pues lo que se busca es que esta actividad siga viva, pero sin afectar al medio ambiente. Sin duda, la “Quema del diablo”, es una tradición llamativa que sigue estando presente en nuestro país y que se mantiene viva de generación en generación. 


 

 

 

 

 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE