Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Remedios para las ganas de vomitar

Los medicamentos contra las náuseas se utilizan comúnmente para ayudar a aliviarlas. Desafortunadamente, dichos medicamentos pueden causar efectos secundarios negativos.

Fotografía utilizada con fines ilustrativos de Andrea Piacquadio y obtenida de https://www.pexels.com/
Edgar Quiñónez
25 de junio, 2022

La mayoría de las causas de las náuseas tienen un origen benigno. Sin embargo, algunas veces puede tratarse de un problema serio que requiera atención especializada.

Remedios para las ganas de vomitar

1- Comer jengibre

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE

El jengibre es un remedio natural popular que comúnmente se usa para tratar las náuseas. La manera en la que funciona todavía no se comprende por completo. Sin embargo, los expertos creen que los compuestos en el jengibre pueden funcionar de manera similar a los medicamentos contra las náuseas. De hecho, varios estudios coinciden en que el jengibre es efectivo para reducir las náuseas en diversas situaciones.

Por ejemplo, consumir jengibre puede ser una manera efectiva para reducir las náuseas durante el embarazo. El jengibre también puede ser efectivo para disminuir las náuseas que las personas comúnmente experimentan después del tratamiento de quimioterapia o de una cirugía.

Algunos estudios incluso reportan que el jengibre es tan efectivo como algunos medicamentos recetados, con menos efectos secundarios negativos.

2- Aromaterapia de menta

La aromaterapia de menta es otra alternativa que probablemente te ayude a reducir las náuseas. Un estudio evaluó sus efectos en mujeres que acababan de dar a luz por cesárea.

Aquellas expuestas al olor de la menta calificaron su nivel de náuseas significativamente más bajo que las que recibieron medicamentos contra las náuseas o un placebo.

En otro estudio, la aromaterapia de menta fue efectiva para reducir las náuseas en el 57% de los casos. En un tercer estudio, usar un inhalador que contenía aceite de menta al iniciar las náuseas redujo los síntomas dos minutos después de comenzar el tratamiento, en el 44% de los casos.

3- Probar acupuntura o acupresión

La acupuntura o acupresión son dos técnicas comúnmente usadas en la medicina china tradicional para tratar las náuseas y los vómitos. Durante la acupuntura, se insertan agujas delgadas en puntos específicos del cuerpo. La acupresión se enfoca en estimular los mismos puntos del cuerpo, pero usando presión en lugar de agujas.

Ambas técnicas estimulan las fibras de los nervios, las cuales pueden transmitir señales al cerebro y a la columna vertebral. Se cree que estas señales tienen la capacidad de disminuir las náuseas.

4. Rodaja de limón

Los olores cítricos como el de una rodaja de limón recién cortada, pueden ayudar a reducir las náuseas en las mujeres embarazadas.

En un estudio, indicaron a un grupo de 100 mujeres embarazadas inhalar aceites esenciales de limón o almendra tan pronto como sintieran náuseas.

Al final del cuarto día del estudio, las personas en el grupo que inhaló limón calificaron sus náuseas hasta 9% menos que aquellas que recibieron placebo de aceite de almendra.

 

 

 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE