17° GUATEMALA
28/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Más latinos le dicen “adiós” a los demócratas

Redacción República
14 de junio, 2021

Los resultados de las elecciones en Texas muestran que la migración al Partido Republicano finalmente puede estar comenzando, cuando más latinos le dicen adiós a los demócratas.

Durante décadas, algunos conservadores, el suyo entre ellos, han argumentado que los latinos, con su ética de fe, familia y trabajo, deberían ser republicanos natos. El sábado, en una ciudad del sur de Texas en la frontera con México, Javier Villalobos le dio a Estados Unidos un vistazo de cómo sería este futuro. Fue electo el primer alcalde republicano de McAllen, la sede del 85% de latinos en el condado de Hidalgo.

El voto de los latinos

“La elección de Villalobos no debería sorprender a nadie que haya seguido cómo los condados del Valle del Río Grande se inclinaron fuertemente hacia Trump en las últimas elecciones”. Eso concluye Mike González, miembro principal de la Fundación Heritage. Quien además es autor de “The Plot to Change America: How La política de identidad está dividiendo la tierra de los libres”.

Como señala González, los augurios estaban ahí para cualquiera que quisiera mirar. En 2016, Hillary Clinton llevó al condado de Hidalgo por 41 puntos. Pero en 2020, Joe Biden ganó por solo 17 puntos.

Mientras tanto, el condado de Zapata, lo que el Washington Post llama “el más azul de los condados azules a lo largo del río”, dio una voltereta para Donald Trump en 2020. Fue la primera victoria de un candidato presidencial republicano allí desde Warren G. Harding hace un siglo.

Estos acontecimientos tienen a los demócratas sonando la alarma. Un análisis postelectoral de mayo realizado por un trío de organizaciones de izquierda señaló que, si bien la participación latina en 2020 creció “dramáticamente” con respecto a 2016, los demócratas vieron una “caída significativa en el apoyo en lugares con altas concentraciones de votantes latinos e hispanos”.

Los republicanos tampoco estaban simplemente sentados al margen todo el tiempo. Cuando Texas Monthly le preguntó qué era lo atractivo para los latinos sobre el Partido Republicano, Chuck Rocha, asesor de la campaña presidencial de Bernie Sanders, respondió de esta manera:

“En la Convención Nacional Republicana, el partido tuvo un orador latino tras otro contando su historia de inmigración. Dijeron cómo vivieron el sueño americano. Y si simplemente te sientas y miras eso o lees la cobertura, podrías pensar: “Oye, estos republicanos están bien. Les gustan los inmigrantes. Quieren fomentar el espíritu empresarial. Quieren que todos seamos ricos como Donald Trump”.

Migrantes huyen del socialismo

Una nueva encuesta del Comité Senatorial Republicano Nacional de los probables votantes latinos en los estados de batalla ofrece algunas ideas sorprendentes. Especialmente sobre valores y prioridades. En un momento en que incluso algunos conservadores están atacando el compromiso del Partido Republicano con los mercados libres, por ejemplo, el resultado de NRSC es sorprendente.

La encuesta pidió a los latinos que eligieran entre dos declaraciones. El primero fue Milton Friedman sin adulterar: “Algunas personas dicen que el capitalismo de libre mercado es la mejor forma de gobierno porque le da a la gente la libertad de trabajar y triunfar”.

El segundo fue lo que podríamos llamar la opción Alexandria Ocasio-Cortez: “Otras personas dicen que el socialismo es la mejor forma de gobierno porque es más justo y equitativo para la clase trabajadora”.

Casi dos tercios (63%) de los encuestados optaron por el puesto de Friedman, frente a solo el 17% de la línea AOC. No es de extrañar, dado que tantos latinos vinieron a los Estados Unidos en primer lugar para escapar del socialismo. Pero el capitalismo es solo el comienzo de las sorpresas.

Las preocupaciones de los latinos

  • 67% está “muy preocupado” de que sus hijos “no tengan las mismas oportunidades que mi familia y yo vinimos a buscar aquí”.
  • 58% dijo que demasiadas personas en Estados Unidos están felices de no trabajar y “simplemente viven de la ayuda del gobierno”.
  • 80% está de acuerdo en que “las escuelas públicas están fallando”.
  • 67% está de acuerdo en que demasiados estadounidenses “están perdiendo nuestros valores tradicionales centrados en la fe, la familia y la libertad”.
  • 57% “se opone a los esfuerzos demócratas por llenar la Corte Suprema de jueces liberales”.
  • 72% está de acuerdo en que “debemos hacer lo necesario para controlar nuestra frontera sur”.
  • 65% se opone al “proyecto de ley de los demócratas que haría ilegal la identificación de votantes”.
  • 50% está de acuerdo en que “muchas de las políticas que los demócratas dicen que ayudan a todas las minorías terminan perjudicando a las familias hispanas”.

¿La conclusión del NRSC? El futuro político no es California, es Florida

El electorado de Florida, señala el informe, es sustancialmente menos blanco que en 2000, pero también es más republicano que hace 20 años.

Aún así, si más latinos están dispuestos a tirar de la palanca del Partido Republicano en estos días, probablemente se deba tanto al giro hacia la izquierda del Partido Demócrata como a cualquier brillante alcance republicano.

Los disturbios del año pasado ciertamente no ayudaron a las personas que valoran la ley y el orden. Además, González argumenta que la teoría crítica de la raza, tan popular entre la izquierda política, terminará teniendo el efecto opuesto sobre las minorías de lo que piensan los progresistas.

“La teoría crítica de la raza insiste en que los estadounidenses que no son WASP deben verse a sí mismos como víctimas agraviadas que quieren transformar Estados Unidos”, dice. “Pero la gente no encaja en estas categorías ordenadas cocinadas en los salones de la facultad. Está apagando a los estadounidenses de origen latino”.

La autopsia demócrata parece confirmar la lectura de González. El Partido Republicano, reconoce, colocó con éxito a los demócratas en 2020 como el partido de los cierres económicos, la eliminación de fondos para la policía, el mantenimiento de escuelas cerradas y el socialismo.

“Los intentos republicanos de calificar a los demócratas de ‘radicales’ funcionaron”, dice.

¿Las realmente malas noticias para los demócratas? Todo esto sucedió cuando Joe Biden todavía se estaba vendiendo a los estadounidenses como un moderado.

Escriba a mcgurn@wsj.com.

Este artículo ha sido traducido por, Noris Argotte Soto, para República.


SÍGUENOS EN
Suscribete a la cobertura Premium de noticias.