33° GUATEMALA
21/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Deje de culpar a Kamala Harris

Redacción República
20 de junio, 2021

Deje de culpar a Kamala Harris. No es su culpa que no tenga buenas respuestas sobre la frontera. Es del presidente Biden.

Kamala Harris ha estado en casa casi una semana desde su primer viaje al extranjero como vicepresidenta. Aun así, la clase política aún está festejando con el desastre en el que se convirtió su visita de dos días a Guatemala y México.

Los republicanos se están burlando de la vicepresidenta. Ello por seguir evitando una visita a la frontera y su incapacidad para articular lo que Joe Biden planea hacer con el número récord de personas que intentan cruzar la frontera sur con México. 

La Patrulla Fronteriza de EE. UU. informa que en mayo detuvo a 180,034 personas que intentaban cruzar. Este es el número más alto desde que Biden asumió el cargo y casi ocho veces más que las 23 mil detenidas en mayo de 2020.

Sin duda, esto explica por qué en su primera parada, en Guatemala, Harris trató de dar algo de la claridad que sus anfitriones latinoamericanos se quejan de la falta de la administración. 

Para cualquiera que “esté pensando en hacer ese peligroso viaje a la frontera entre Estados Unidos y México”, dijo, el mensaje es simple: “No vengas. No vengas.” Estados Unidos, dijo Harris, “hará cumplir nuestras leyes” y “usted será rechazado”.

Críticas de la izquierda

Pero esto solo provocó una nueva ronda de críticas, esta vez de su izquierda. La representante de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, tuiteó que encontró las palabras de la vicepresidenta “decepcionantes“, y otras se han acumulado.

Incluso, la Casa Blanca la abandonó entre bastidores. CNN informa que “algunos funcionarios de la administración están silenciosamente perplejos” por el desempeño de Harris. Les preocupa que su viaje “quizás se vea ensombrecido” por las respuestas incómodas que dio sobre la frontera.

El más incómodo de ellos llegó en una entrevista con Lester Holt, de NBC. Ella le dijo: “Hemos estado en la frontera“. La corrigió, señalando que ella no ha estado en la frontera. “Y no he estado en Europa”, respondió Harris. “No entiendo el punto que estás diciendo”.

Es comprensible que sus críticos estén teniendo un día de campo. Pero aquí está la verdadera pregunta: ¿Qué demonios puede decir ella?

Que la crisis en la frontera es obra del propio Biden, creada por una serie de magníficas órdenes ejecutivas emitidas justo después de que asumió el cargo.

O tal vez que posibles inmigrantes tomaron como luz verde para entrar. Que la administración todavía no tiene una política integral para abordar el problema. Incluso cuando la Casa Blanca sabe que su manejo del tema es su punto de votación más débil con el pueblo estadounidense. 

También podría decir que Biden terminó innecesariamente la política de “Permanecer en México” para los solicitantes de asilo. Simplemente porque Donald Trump había estado a favor.

La visita a Giammattei

Que dado todo esto, cualquier Vcepresidente en su sano juicio seguramente reconocerá la realidad política de que cualquier visita a la frontera se convertirá en un momento de sorpresa nacional.

Sí, a los vicepresidentes a menudo se les asignan las tareas difíciles. También es cierto que una presidenta Harris probablemente habría hecho lo mismo que hizo Biden. 

Pero las “causas fundamentales” a las que recurre Harris cada vez que se le pregunta sobre la frontera, es lo que usted dice cuando sabe que lo que está haciendo no va a funcionar. Ello implica que realmente no se puede arreglar. En absoluto.

La ironía es que al sur de la frontera no hay falta de claridad. En una entrevista con CBS News, el día antes de que Harris aterrizara en Guatemala, su anfitrión, el presidente Alejandro Giammattei, dijo que él y la Vicepresidenta “no están en el mismo lado de la moneda”. Fue notablemente sincero sobre lo que él considera la “causa raíz” de la actual crisis fronteriza: Biden.

“El mensaje cambió a: ‘Vamos a reunir a las familias y a los niños’”, explicó. “Al día siguiente, los coyotes estaban organizando grupos de niños para llevarlos a Estados Unidos”.

Harris y la frontera

La otra causa tácita es el Congreso. Biden puede haber alentado un aumento en la frontera, pero el sistema general que heredó es disfuncional y cualquier gran acuerdo es, al menos por ahora, políticamente inviable. 

En cambio, Biden y el Congreso, incluidos los republicanos, deberían buscar áreas en las que puedan hacer concesiones sencillas y modestas que hagan que la situación sea marginalmente mejor. 

Esto al menos haría que el Congreso volviera a la tarea de cumplir con su responsabilidad para nuestro sistema de inmigración. Hasta entonces, el debate permanecerá estancado como está ahora, con cada lado acusando al otro de poner a los niños en jaulas.

En cuanto a la Vicepresidenta, es una política que voluntariamente se inscribió para el puesto. Es justo burlarse de sus actuaciones y de la risita nerviosa que sustituye a una respuesta cada vez que le hacen una pregunta difícil.

Pero un poco de honestidad reconocería que todo el fuego que ahora se dirige a Harris le está dando a Biden un pase completo. 

¿No deberían presionar al Presidente las mismas personas que la acosaban por una visita a la frontera? Si Harris no tiene una buena respuesta para el caos en la frontera, es porque la administración a la que sirve no le ha dado ninguna buena respuesta. Y eso depende de su jefe.

Notas de interés:

Kamala Harris ofrece evaluar cooperación entre Estados Unidos y Guatemala

“No vengan… nuestra prioridad es desalentar la migración irregular”, dice Kamala Harris a los migrantes

Kamala Harris y Giammattei establecen tres acuerdos para frenar la migración irregular

Alejandro Giammattei reitera petición de TPS a Kamala Harris

Escriba a mcgurn@wsj.com.

Copyright © 2020 Dow Jones & Company, Inc. Todos los derechos reservados. 87990cbe856818d5eddac44c7b1cdeb8

Este artículo fue traducido por, Noris Argotte Soto, para República

SÍGUENOS EN
Suscribete a la cobertura Premium de noticias.