17° GUATEMALA
03/07/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

En el abrumado Del Rio, Texas, los migrantes cruzan la frontera libremente

Redacción República
26 de septiembre, 2021

Se estima que 13 mil migrantes, muchos de ellos de Haití, viajan de ida y vuelta a México en busca de suministros mientras esperan en un campamento improvisado en Del Rio, Texas.

Del Rio, Texas y Ciudad Acuña, México. Jorge Ríos vigilaba la propiedad de su familia en el lado mexicano de la frontera entre estas dos ciudades. Mientras tanto, una corriente de migrantes caminaba de un lado a otro a través del Río Grande. Muchos sostenían cajas o bolsas sobre sus cabezas mientras caminaban por el agua turbia que les llegaba hasta los muslos. Algunos llevaban niños que parecían asustados.

“Es como una carretera. Solo gente, gente, gente”, dijo Ríos, de 28 años. Cerca de 13 mil migrantes, muchos de ellos originarios de Haití, se encontraban en Del Río. Esta cantidad sobrepasa los recursos de las autoridades locales, estatales y federales para este tipo de atención. Formaron un campamento improvisado debajo de un puente mientras esperaban ser procesados, con una cerca a un lado y el Río Grande al otro.

Deberías leer: Migrantes haitianos se apiñan bajo el puente de Texas creando una crisis humanitaria

Todos ingresaron ilegalmente en los Estados Unidos y solicitarán asilo en ese país. Dependiendo de sus circunstancias, algunos serán devueltos a sus naciones de origen antes de presentar la solicitud. A otros se les permitirá esperar los resultados de sus peticiones de asilo, un proceso que puede llevar años debido a los retrasos judiciales.

El domingo, los primeros vuelos que sacaron a algunos de esta nueva ola de migrantes partieron de Texas hacia Haití, dijo Lewis G. Owens. Se trata del principal funcionario electo en el condado de Val Verde, que incluye a Del Río.

Las autoridades federales le dijeron que darán prioridad a la deportación de adultos solteros, y todavía están averiguando cómo manejar a las familias.

Owens dijo que los oficiales del Departamento de Seguridad Pública de Texas habían disuadido a más migrantes de ingresar a los EE UU cerca del puente el domingo, pero que había recibido informes de otros cruzando el Río Grande en lugares cercanos.

El jefe de la Patrulla Fronteriza, Raúl L. Ortiz, dijo en una conferencia de prensa el domingo que había 12,662 migrantes debajo del puente y ninguno había ingresado a Del Río durante la noche.

“Eso es ciertamente muy optimista y prometedor. Es algo que nos va a llevar a un punto en el que podamos gestionar la población que está debajo del puente”, dijo.

Los funcionarios locales dijeron tan recientemente como el sábado que había más de 14.000 migrantes en Del Río.

Ortiz dijo que las autoridades estaban trabajando para trasladar a unos 3.000 migrantes de debajo del puente a otras estaciones de procesamiento de la Patrulla Fronteriza o en vuelos.

Se esperaba que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos tuviera alrededor de 600 empleados adicionales en el área al final del día, dijo Ortiz.

En Ciudad Acuña, las autoridades locales han intentado controlar a las multitudes, pero no han impedido que ingresen a Estados Unidos.

Una vez que fue uno de los sectores con aburridos de la Patrulla Fronteriza, Del Rio se ha convertido en un destino favorito para los migrantes y sus traficantes. Ahora es el segundo más concurrido de los nueve sectores fronterizos del sur de la Patrulla Fronteriza, solo detrás del Valle del Río Grande. Desde octubre, el inicio del año presupuestario del gobierno, los agentes han realizado cerca de 215.000 arrestos, un récord para el área.

Aún así, esta ciudad de 35 mil habitantes nunca ha experimentado algo como la semana pasada, y nadie está seguro de por qué llegaron tantos migrantes al mismo tiempo.

La noticia de que Del Rio ofrece un lugar seguro para cruzar parece haberse extendido en una comunidad de haitianos que dejaron la nación más pobre de las Américas por Sudamérica en los últimos años, principalmente en busca de oportunidades laborales.

Ahora, en medio de la pandemia del covid-19 y la agitación económica asociada, junto con la percepción de que es más probable que la administración Biden permita que los migrantes se queden en Estados Unidos, muchos de ellos se dirigen al norte.

Sophia Destine, quien vivió en Chile durante tres años antes de llegar a Texas, se encuentra entre los haitianos que llegaron recientemente a Del Río. El sábado, ella y su hija pequeña cruzaron el río Bravo hasta Ciudad Acuña en busca de los suministros necesarios.

“Llevamos varios días sin comer”, dijo Destine, con los pantalones empapados de agua turbia del río. Dijo que planeaba regresar al campamento de migrantes en Del Rio más tarde ese día.

A su alrededor, personas con planes similares cruzaron el Río Bravo en sentido contrario hacia los Estados Unidos, llevando comida de restaurantes mexicanos, junto con cajas de agua y refrescos, sin interferencia de las autoridades de ninguno de los dos países. La mayoría ya había recibido un boleto de papel con un número que detalla el orden en el que serán procesados ​​por la Patrulla Fronteriza.

Los migrantes emprendedores vendían suministros en el campamento, donde muchos viven en refugios construidos con mantas y caña de carrizo, una caña gruesa que se encuentra a lo largo de la orilla del río. Otros se ofrecieron a llevar bolsas, cajas o incluso niños al otro lado del río por unos pesos.

La mayoría de los migrantes agrupados bajo el puente en Del Río son originarios de Haití, pero otros migrantes vinieron de Cuba y de las naciones centroamericanas de El Salvador, Guatemala y Honduras, origen de una gran parte de la inmigración ilegal a los Estados Unidos en los últimos años.

El ministro de Relaciones Exteriores de Haití, Claude Joseph, dijo que el regreso de los migrantes sería difícil solo dos meses después del asesinato del presidente Jovenel Moïse y un mes después de un terremoto que mató a más de 2.200 personas.

Sin embargo, dijo Joseph, Haití aceptaría a cualquiera que fuera trasladado allí por Estados Unidos.

“Son compatriotas haitianos”, dijo. “Si los devuelven, los recibiremos y trataremos de acomodarlos”.

— Michelle Hackman y José Decordoba contribuyeron a este artículo.

Escriba a Alicia A. Caldwell a Alicia.Caldwell@wsj.com

Este texto ha sido traducido del inglés por Noris Argote Soto para República.

Te sugerimos leer:

En McAllen, Texas, los refugios para migrantes luchan mientras la contención del covid-19 cae sobre ellos

Las hospitalizaciones por Covid-19 en Estados Unidos casi se duplicaron en agosto, ya que algunos estados solicitan recursos

Las hospitalizaciones por covid-19 en Estados Unidos casi se duplicaron en agosto, ya que algunos estados solicitan recursos

Europa lucha para evitar la repetición de la crisis migratoria a medida que se relocaliza a los afganos

La creciente proporción de migrantes de fuera de México y Centroamérica representa un desafío para Biden


Síguenos en Google News

Facebook: República Guate
Instagram: República GuateTwitter: Repúblicagt
YouTube

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER