18° GUATEMALA
28/11/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

China y Biden expulsan a un reformador

El Tesoro se une al derrocamiento de un jefe de banco regional que se enfrentó a Beijing.

02 de octubre, 2022
Mauricio Claver-Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo.

Los gobiernos socialistas de América Latina, junto con China, querían derrocar al presidente estadounidense del Banco Interamericano de Desarrollo, Mauricio Claver-Carone . Pero EE.UU. posee el 30% del banco y la izquierda antiamericana de la región necesitaba la ayuda del Tesoro de Biden.

Lo consiguieron el jueves, cuando la representante del Tesoro en el directorio ejecutivo del BID, Fabiana Jorge , votó a favor de la destitución de Claver-Carone. El asunto pasa ahora a la junta de gobernadores en pleno, que se espera que vote esta semana para poner fin al mandato del único presidente estadounidense en los 62 años de historia del banco.

Un elemento notable de esta historia es la decisión del Tesoro de tergiversar los hechos sobre el caso y difamar al Sr. Claver-Carone en su comunicado de prensa de la semana pasada; más sobre eso en un minuto. Sin duda, la difamación fue necesaria para justificar el derrocamiento de alguien que estaba implementando políticas beneficiosas para los EE. UU. y rechazando los privilegios bancarios de China. Es una pérdida para el desarrollo latinoamericano y una victoria para Beijing.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El Sr. Claver-Carone asumió el mando del banco en 2020 y su éxito en la captación de capital privado para el cofinanciamiento de proyectos permitió que el banco alcanzara un financiamiento total de $23.500 millones en 2021, muy por encima de las normas históricas. Al aumentar la confianza del mercado en sus políticas y diseño de proyectos, el banco pudo obtener más dinero privado y depender menos de los recursos del gobierno. Esto es explícitamente lo que la administración Biden ha pedido que hagan los bancos multilaterales.

Pero Claver-Carone también ha estado rompiendo tazones de arroz. El BID ha servido durante mucho tiempo como un fondo para sobornos para los gobiernos latinos, un basurero para economistas mediocres con conexiones políticas y una fuente de empleos de patrocinio. Puso fin a la práctica de reservar puestos clave para países que asumían que tenían derecho a ocuparlos y de mantener espacios designados para su personal de nivel inferior. Su negativa a sacar los activos por la puerta a los gobiernos que se resisten a las reformas no le hizo ganar amigos.

El Sr. Claver-Carone se hizo cargo del BID de Luis Alberto Moreno , un colombiano, quien estuvo 15 años en el cargo. En declaraciones públicas, el estadounidense afirma que en su primer año pudo producir un ahorro del 30% solo en la oficina del presidente.

Eso es impresionante, aunque tal vez no fue tan difícil ya que el Sr. Moreno parece haber disfrutado de la vida con los centavos de los contribuyentes. El Sr. Claver-Carone afirma que al limpiar lo que dejó su predecesor, encontró, entre otras extravagancias, un recibo de $8,114.67 por una cena para 11 personas en el elegante Café Milano.en Washington. La cuenta incluía dos botellas de vino de $2,400.

Durante la presidencia del BID del Sr. Moreno, China se abrió camino en el banco, convirtiéndose primero en un accionista no regional muy pequeño (0,004%) en 2009. Durante la última década, las empresas chinas recibieron 10 veces el valor de los contratos de adquisición en proyectos patrocinados por el BID. como empresas estadounidenses. El esfuerzo del Sr. Moreno de celebrar la reunión anual del BID de 2019 para conmemorar su 60.º aniversario en Chengdu, China, que la administración Trump bloqueó, fue emblemático del poder que Beijing había adquirido en el banco.

Cuando Claver-Carone reafirmó las prioridades de los accionistas regionales de acuerdo con su capital pagado real, China perdió su enorme influencia. También trajo financiamiento taiwanés al banco, lo que le dio a Beijing otra razón para querer su cabeza en una bandeja.

Un correo electrónico anónimo enviado a los directores del BID en marzo alegaba que el Sr. Claver-Carone tenía una relación inapropiada con un miembro del personal y malversaba fondos. El correo electrónico no proporcionó evidencia y tanto el Sr. Claver-Carone como su empleado negaron las acusaciones.

La semana pasada se entregaron a la junta directiva los resultados de una investigación sobre las acusaciones de Davis Polk & Wardwell. Los abogados del BID escribieron al Sr. Claver-Carone el 16 de septiembre, diciéndole que si formalmente quiere una copia, tiene que renunciar a sus derechos de discutirlo con la junta, los medios de comunicación o cualquier otra persona y renunciar a sus derechos de tomar cualquier acción legal respecto a su contenido. Los investigadores lo entrevistaron durante más de siete horas, pero sus abogados dicen que su testimonio no está en el informe. Los investigadores también tuvieron acceso a todos los mensajes de texto entre él y su empleado.

No he visto el informe, pero los abogados del Sr. Claver-Carone señalan que dice que “no hay evidencia directa” de una relación romántica. Tampoco hay pruebas de que haya hecho un mal uso de los fondos. Sin embargo, Hacienda afirma que la investigación encontró “conductas indebidas que violaron los principios y valores del Banco Interamericano de Desarrollo”. No decía que había violado el código de conducta del banco. Cuando le pedí al Tesoro que respaldara la acusación con hechos del informe, se escondió detrás de la “confidencialidad”.

Es un insulto para los estadounidenses esperar que compren esta tontería. El Sr. Claver-Carone es un perturbador y los miembros del BID, incluido el Tesoro de Biden, simplemente se negaron a defenderlo.

Escriba a O'Grady@wsj.com.

Artículo traducido del inglés por la redacción de República para ser publicado en República.

SÍGUENOS EN