18° GUATEMALA
26/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Rusia sugiere despliegue militar en Venezuela y Cuba si las tensiones con EE.UU. se mantienen altas

El viceministro de Relaciones Exteriores dice que Moscú no puede excluir el envío de infraestructura militar a los dos países

16 de enero, 2022

El vicecanciller de Rusia dijo que las conversaciones con Estados Unidos sobre la situación de seguridad en Ucrania se habían estancado y sugirió que Moscú podría enviar un despliegue militar a Venezuela y Cuba, ya que el Kremlin busca presionar a Washington para que responda a sus demandas de detener la actividad militar occidental que dice que amenaza a Rusia.

El viceministro de Relaciones Exteriores, Sergei Ryabkov, dijo el jueves que Moscú no podía excluir el envío de “infraestructura militar” a Venezuela o Cuba si las tensiones con Washington, que se han disparado en las últimas semanas por una gran acumulación de tropas rusas en la frontera con Ucrania, continúan aumentando.

“No quiero confirmar nada, ni descarto nada (…) Depende de las acciones de nuestros colegas estadounidenses”, dijo Ryabkov a la cadena de televisión privada en idioma ruso RTVi en una entrevista el jueves en Moscú. Ryabkov dijo que no veía motivos inmediatos para nuevas conversaciones con EE. UU., después de que varias rondas de negociaciones esta semana arrojaron pocos avances para calmar la crisis en Ucrania.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Más tarde en Washington, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, dijo que los funcionarios estadounidenses y europeos se reunirían en los próximos días, pero que no se han fijado fechas para más conversaciones con Rusia.

“No voy a responder a las fanfarronadas en los comentarios públicos que no se plantearon en las discusiones en el Diálogo de Estabilidad Estratégica”, dijo Sullivan sobre los comentarios de Ryabkov sobre un posible despliegue en América Latina, refiriéndose a las conversaciones del lunes. entre funcionarios estadounidenses y rusos en Ginebra.

“Si Rusia se moviera en esa dirección, lo enfrentaríamos con decisión”, dijo.

Los comentarios de altos funcionarios estadounidenses y rusos siguen a varias rondas de conversaciones esta semana entre Occidente y Rusia sobre la acumulación militar en la frontera con Ucrania. Moscú ha enviado más de 100.000 soldados allí, en respuesta a lo que dice es una amenaza a su seguridad desde Occidente. Eso ha provocado temores en Ucrania y Occidente de que el presidente ruso, Vladimir Putin, tenga la intención de invadir Ucrania o esté generando una crisis para exigir concesiones de seguridad a la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

Rusia exige que se detenga la expansión de la OTAN, en particular hacia Ucrania; reducción de los lazos de la alianza con Ucrania y partes de la antigua Unión Soviética; y restricciones a los despliegues militares en el territorio de los miembros de Europa del Este de la alianza.

Los funcionarios occidentales han rechazado esas demandas, diciendo que los países son libres de asociarse con cualquier país que elijan.

El jueves, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, una agrupación de 57 países que ayudó a fomentar la paz durante la Guerra Fría desde su fundación en la década de 1970, discutió la situación de Ucrania. Las conversaciones siguieron a una reunión entre Estados Unidos y Rusia en Ginebra el lunes y una reunión entre la OTAN y Rusia en Bruselas el miércoles.

La OSCE es el único foro centrado en la seguridad en el que los actores clave en la crisis actual (Rusia, Ucrania, EE. UU. y los europeos) tienen un asiento en la mesa. Eso le permite a Washington traer a Ucrania a las discusiones al respecto. Estados Unidos ha prometido no tomar decisiones sobre la seguridad de Ucrania sin la presencia de Kiev.

El representante de Rusia ante la OSCE, Alexander Lukashevich, dijo que las discusiones de esta semana habían sido "realmente decepcionantes", ya que Estados Unidos, la OTAN y otros países de la OSCE no proporcionaron una respuesta "muy sustancial y profunda" a las propuestas de Rusia que Moscú esperaba.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dijo el jueves que Moscú esperaba que Estados Unidos y la OTAN respondieran pronto por escrito a las propuestas de seguridad rusas. “Todavía esperamos que se cumplan las promesas hechas en Ginebra y Bruselas; esta es la promesa de poner por escrito las propuestas de Estados Unidos y la OTAN”, dijo.

Las tres rondas de conversaciones no lograron resolver la crisis y, dado que las perspectivas de nuevas conversaciones son inciertas, Sullivan reiteró que Estados Unidos y sus aliados europeos le habían ofrecido a Rusia dos caminos a seguir: más diplomacia o confrontación.

La administración Biden está preparada para discutir los límites de los misiles de alcance intermedio en Europa, así como las restricciones recíprocas sobre el alcance de los ejercicios militares en el continente, dijeron funcionarios estadounidenses. Pero si Rusia envía tropas a través de la frontera con Ucrania, los funcionarios occidentales están considerando castigos financieros significativos y sanciones tecnológicas específicas, según personas familiarizadas con el asunto.

“Estados Unidos y nuestros aliados y socios europeos están preparados para múltiples eventualidades diferentes”, dijo Sullivan el jueves. Esas son conversaciones “serias y sustantivas” en la mesa de negociación o una respuesta “clara, efectiva y contundente” a la agresión rusa.

“Estamos listos de cualquier manera”, dijo.

Si bien Rusia ha insistido en que no tiene planes de invadir Ucrania, Sullivan dijo el jueves que “la amenaza de una invasión militar es alta” y que Estados Unidos no se hacía ilusiones sobre la posibilidad de un conflicto.

Cuando se le pidió que definiera la desescalada que buscan los funcionarios estadounidenses, Sullivan dijo que “implicaría que reduzcan la cantidad de fuerzas que han desplegado en posturas agresivas hacia Ucrania”.

Sullivan advirtió que el movimiento de las fuerzas armadas rusas a través de la frontera hacia territorio ucraniano desencadenaría una respuesta estadounidense e internacional.

El asesor de seguridad nacional dijo que, en las próximas 24 horas, la administración proporcionará detalles adicionales sobre los supuestos esfuerzos de Rusia para establecer un pretexto para una invasión de Ucrania.

“Vimos este libro de jugadas en 2014”, dijo Sullivan, refiriéndose a la anexión de Crimea por parte de Rusia y al fomento de un conflicto separatista en el este de Ucrania. “Están preparando este libro de jugadas nuevamente”.

Las advertencias de Ryabkov sobre un posible despliegue militar en Cuba y Venezuela reflejaron la influencia de larga data de Moscú en esos dos países, donde los regímenes autoritarios han estado cerca de Rusia durante mucho tiempo.

Cuba fue un socio de la Guerra Fría para la Unión Soviética, y en Venezuela, Putin ha encontrado un aliado que ha comprado con entusiasmo equipo militar ruso, incluidos aviones de combate Sukhoi, mientras despliega asesores y técnicos militares rusos.

Los comentarios del vicecanciller fueron vistos como una amenaza por el movimiento de oposición de Venezuela, que en los últimos años no logró derrocar al presidente Nicolás Maduro, en parte debido a la ayuda de Rusia.

En un discurso, el líder opositor, Juan Guaidó, a quien Estados Unidos considera el legítimo presidente de Venezuela, dijo que los rusos no tienen derecho a desplegarse en Venezuela, “porque es un país soberano que debe decidir sobre su territorio, sus acciones y su defensa”.

Guaidó agregó: “¿Rusia quiere hacernos parte de un conflicto que ni siquiera es latinoamericano o hacer propaganda política con la estabilidad de la región, de América Latina?”.

El gobierno cubano no ha comentado sobre el posible envío de tropas de Rusia a la isla. Las solicitudes de comentarios enviadas a la misión cubana en Washington y al Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba no fueron respondidas de inmediato.

La agitación en los mercados rusos se intensificó el jueves, con el rublo perdiendo hasta un 2,6% frente al dólar y cotizando a 76,5 rublos por $1. Las acciones y los bonos rusos también estuvieron bajo presión.

“El mercado pasó repentinamente de ignorar esto a tomarlo muy en serio”, dijo Paul McNamara, administrador de fondos de deuda de mercados emergentes en GAM.

Este artículo fue traducido del inglés por Noris Argotte Soto para República.

—Anna Hirtenstein, Juan Forero y José de Córdoba contribuyeron a este artículo. Correcciones y Ampliaciones

Alexander Lukashevich es el representante de Rusia ante la OSCE. Una versión anterior de este artículo escribió incorrectamente su apellido como Lukashevic. Una versión anterior de este artículo también escribió incorrectamente el apellido de Sergei Ryabkov en dos instancias como Rybakov. (Corregido el 13 de enero)

Escriba a Ann M. Simmons a ann.simmons@wsj.com, Courtney McBride a courtney.mcbride@wsj.com y Laurence Norman a laurence.norman@wsj.com

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR