La empresa embotelladora única de Coca-Cola en España presentó este miércoles a los sindicatos un plan de regulación de empleo, que prevé el cierre de cuatro embotelladoras, lo que afectaría a unas 1.200 personas, informó el sindicato UGT.

La empresa Coca-Cola Iberian Partners comunicó que ‘proyecta cerrar los centros de trabajo de Asturias (norte), (el archipiélago de las) Baleares, Madrid y Alicante, y que contabiliza un excedente de 1.200 empleados que se verían afectados’ por su acción, afirmó UGT en un comunicado.

Una portavoz de este sindicado señaló que ahora se abre un periodo de negociación para ver si se puede rebajar esta primera propuesta.

‘Aunque el número de trabajadores afectados por la reestructuración es, como se había anunciado, de 1.250, se ofrecerá la continuidad mediante recolocación interna a casi 500 trabajadores’, afirmó, por su parte, la compañía embotelladora en un comunicado, citado por la prensa española.

Según los diarios españoles, la compañía prevé ofrecer al resto de los afectados prejubilaciones y bajas incentivadas cuando sea posible, mientras que los que no puedan acogerse a estas figuras serán despedidos.

‘El objetivo de la reestructuración es ganar eficiencia y competitividad, y evitar duplicidades que podrían comprometer la viabilidad futura de la empresa’, añadió la compañía este miércoles.

UGT anunció este miércoles que ha acordado con el resto de fuerzas sindicales un calendario de movilizaciones que comenzarán con ‘paros de dos días a la semana en todos los centros de trabajo durante el tiempo que dure la negociación, junto con diversas manifestaciones y concentraciones’.

Coca-Cola Iberian Partners, que cuenta con una plantilla de unos 4.000 empleados y once factorías embotelladoras, nació el pasado año de la unión de siete empresas embotelladoras de la marca estadounidense.