En Vigo se perdió el título. Esa parece ser la frase que pronto irá creciendo y se convertirá en un mal recuerdo para el Real Madrid.

Cuando todo apuntaba a una victoria del cuadro blanco, el Celta de Vigo volvió a la vida y terminó empatando el juego a dos goles.

Los dirigidos de Zidane empezaron a perder el juego al minuto 33 con gol de Daniel Wass.

Pero en cinco minutos le dieron vuelta al marcador con dos anotaciones de Gareth Bale (36 y 38).

Navas evitó la tragedia

Pese al empate, el Real Madrid se salvó de perder porque Keylor Navas atajó un penal. La falta la causó el propio portero, pero arriesgó y atajó el tiro de 11 metros.

Con este resultado, el Madrid sumó 32 puntos, 16 menos que el Barcelona que este domingo venció por tres goles al Levante.

  • Te sugerimos leer

Barsa mantiene el invicto y el liderato