Un nuevo caso de corrupción fue destapado por la Fiscal General Thelma Aldana, a pocos días de dejar el cargo. Esta vez fue en el Registro de Información Catastral (RIC).

La investigación inició con el caso Cooptación del Estado, que demostró cómo Roxana Baldetti y Otto Pérez coordinaron una serie de actividades con el fin de cooptar varias instituciones para obtener beneficios.

En el RIC, Baldetti nombró a Juan Carlos Monzón como su operador y así se tomó el control de la institución para negociar favores a cambio de plazas, muchas de ellas bajo la modalidad de “plazas fantasmas”.


Más de Q4 millones

Autoridades informaron  que el total de pagos en plazas fantasmas superan los Q4 millones.

“La estructura que operó en el RIC vulneró los fines de la institución y le causó una pérdida financiera calculada hasta este momento en Q4 millones 893 mil cantidad que se refiere al primer grupo de plazas que la investigación pudo acreditar, aunque existen más de 50 contrataciones que están bajo análisis”. 

Entre las plazas se encuentra la de Ana Lucía Recinos Chavarría, hija del ex alcalde de Santa Rosa, Rubelio Recinos y la diputada Aracely Chavarría.

Otra plaza, en la que un porcentaje se le entregaba a quien la refirió, es la de Marlen Veronica Flores Navarijo, quien fue recomendada del diputado de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Jairo Flores.


También te puede interesar:

Citados a primera declaración por financiamiento electoral