Según PMA Guatemala registra mejora en seguridad alimentaria

Según el Mapa del Hambre 2014, dado a conocer recientemente por el Programa Mundial de Alimentos (PMA), Guatemala registra algunos avances en lo referente a seguridad alimentaria y nutricional.

73

En el mencionado Mapa del Hambre 2014 colocan a Guatemala con una prevalencia moderadamente baja en subalimentación (dieta alimentaria insuficiente por las cantidades ingeridas o la escasez de nutrientes).

Según información dada a conocer por fuentes oficiales, nuestro país figura con una prevalencia de entre el 5% y 14.9%, teniendo un avance significativo en comparación con 2013, cuando se registraba de 25% a 34.9% de personas con subalimentación.

Esto es parte del Plan del Pacto Hambre Cero, que coordina la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SESAN). Al respecto, German González, secretario de la SESAN, señala que Guatemala saltó dos clasificaciones, pues en el 2013 había alta prevalencia de personas subalimentadas, sin embargo en 2014 colocan al país con una prevalencia moderadamente baja.

Según el funcionario durante estos dos últimos años se han hecho intervenciones masivas, siguiendo las recomendaciones del fomento de la nutrición y alimentación.

Sin embargo, estos datos contrastan con los de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) que revelan que Guatemala aún mantiene un “alarmante” grado de casos de desnutrición crónica. Esto a pesar de que en Centroamérica y República Dominicana se ha rescatado a casi 1.8 millones de la subalimentación, el país requiere apresurar sus acciones.

En el mapa del PMA América Latina y el Caribe aparecen como las regiones con mayores progresos hacia la seguridad alimentaria y nutricional y que por algo esta zona es llamada la “Despensa Alimentaria del Mundo”, lo cual es optimista para el área.

Entre los países con logros relevantes están Costa Rica, Panamá, Perú, Armenia, Brasil, Azerbaiyán, Georgia, San Vicente y Las Granadinas, Cuba, Ghana, Tailandia y Venezuela.

El informe resalta que el número de personas que carecen de alimentos en el mundo ha disminuido en más de 100 millones en la última década, lo que es reconfortante para las instituciones que luchan contra la inseguridad alimentaria y nutricional.

También señala que esta reducción del hambre en los países en desarrollo es una luz verde para alcanzar el objetivo del “Desarrollo del Milenio” (ODM o MDG, por sus siglas en inglés), el cual es disminuir a la mitad el número de personas desnutridas en 2015, si se intensifican los esfuerzos. Hasta la fecha, 63 países en desarrollo han alcanzado el objetivo del ODM, y otros seis están en camino de conseguirlo este año.

El acceso a la comida también se ha incrementado en lugares del sur de Asia y América Latina, pero sobre todo en países que disponen de redes de seguridad alimentaria y nutricional y otras formas de protección social, incluidas también las personas que sufren de pobreza en el campo, como es el caso de Guatemala.