La comisión de alto nivel para reformar a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) convocada por el Presidente Otto Pérez y conformada por reconocidos expertos en economía, quedó disuelta ya que sus integrantes prefirieron “hacerse a un lado”.

Esto se dio luego de que Juan Alberto Fuentes Knight, que también estaba convocado,  y el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) declararon que no apoyaban dicha instancia, aduciendo que primero debe renunciar la vicepresidenta Roxana Baldetti.

De esa cuenta, el resto de integrantes de la comisión explicaron que prefieren que el Icefi haga su propuesta y luego sumarse al proyecto, buscando no crear conflictividad.

En respuesta, dicho instituto dio a conocer que está trabajando en un diagnóstico de la situación actual de la SAT y una propuesta de hoja de ruta para su recuperación.

El jueves 14 de mayo dará a conocer su propuesta y la planteará como un “borrador” público para la discusión. A partir de allí se recibirán comentarios y adiciones de todos los sectores interesados, incluyendo a otras organizaciones de la sociedad civil, sector privado empresarial, academia y la ciudadanía en general.

Se espera que Pérez considere esta propuesta técnica como un insumo que contribuya a tomar medidas urgentes de corto plazo, pero también acciones de mediano y largo plazo para emprender un esfuerzo ciudadano legítimo, abierto, transparente e incluyente para la recuperación integral de la administración tributaria.

Aclaran que por ser una propuesta independiente y alternativa, esta propuesta no responderá ninguna solicitud o lineamiento del Gobierno o del grupo denominado «G-40» (de economistas y analistas).

A partir de este viernes 8 de mayo, se puede visitar  www.exijosathonesta.org donde se publicará toda la información relacionada a este proceso.