Madrid, AFP

En el cuadro de honor se le unirá el domingo Nadal o Murray. El español superó al checo Tomas Berdych por 7-6 (7/3) y 6-1 y el escocés superó al japonés Kei Nishikori por 6-3 y 6-4.

Nadal, la estrella local, parece ir ganando confianza partido a partido, después de las dudas que generó su inesperada eliminación hace dos semanas en los octavos de final del torneo de Barcelona ante el italiano Fabio Fognini.

En Madrid, Nadal comenzó ganando esta semana a rivales menores en las primeras rondas (Steve Johnson y Simone Bolelli), antes del duelo de cuartos del viernes contra el búlgaro Grigor Dimitrov (N.11) por 6-3 y 6-4.

La victoria contra Berdych confirma la recuperación de Nadal, que aspira a un quinto título en Madrid y el tercero de manera consecutiva.

“Sin ninguna duda, ha sido uno de mis mejores partidos este año”, celebró Nadal tras su victoria. “Esta semana era vital para mí y llegar a la final es una noticia excepcional, teniendo en cuenta de dónde vengo”, añadió.

El primer set fue muy disputado y durante una hora y un minuto Nadal tuvo que esforzarse para sacar el partido adelante. Berdych plantó batalla, pero no pudo soportar el ritmo impuesto por el español en el ‘tie break’ (7/3).

Tras el esfuerzo de esa primera manga, Berdych se vino abajo y comenzó a mostrarse mucho más impreciso, lo que aprovechó Nadal, impulsado por el público de la ‘Caja Mágica’ madrileña, para sellar su victoria por 6-1.

Nadal buscará el título en el segundo Masters 1000 de la temporada de tierra batida, después de haber llegado a semifinales en Montecarlo, donde le superó el serbio Novak Djokovic, número uno mundial y ausente en Madrid.

El suizo Roger Federer, número 2 mundial y primer cabeza de serie en Madrid, había quedado eliminado el miércoles en los octavos de final del torneo ante el joven australiano Nick Kyrgios.

Ganar en Madrid sería una inyección de confianza muy importante antes del gran desafío de Nadal esta temporada, conseguir su décima corona en su torneo favorito, Roland Garros, que se disputa del 24 de mayo al 7 de junio.

Murray, por su parte, conquistó el torneo de Madrid una vez, en 2008, pero cuando aún se jugaba en pista cubierta bajo techo. Un año después pasó a jugarse sobre arcilla al aire libre.

El escocés intentará lograr un nuevo éxito sobre tierra batida, unos días después de ganar su primer título en esa superficie, en Múnich.

“Contra Rafa va a ser muy difícil, sobre todo teniendo en cuenta que estamos en España. Creo que está jugando muy bien esta semana, espero poder jugar bien para ponerle las cosas difíciles”, afirmó.

Kvitova se corona –

En la final femenina, Kvitova se mostró muy superior a Kuznetsova (6-1, 6-2).
Es el segundo título WTA de Kvitova esta temporada, después del ganado en Sídney en enero, y la checa se posiciona como una de las grandes favoritas para Roland Garros.

El sábado, Kvitova ya había dejado claro su gran momento al eliminar en semifinales a la número uno mundial, la estadounidense Serena Williams, por un contundente 6-2 y 6-3.

La checa, campeona de Wimbledon en 2011 y 2014, ya había ganado el torneo de Madrid en 2011, en aquel caso superando a la bielorrusa Victoria Azarenka en el último partido.

“Estoy muy feliz, realmente contenta por haber podido ganar aquí por segunda vez”, declaró Kvitova.