La entidad encargada de la recaudación fiscal, la SAT, ha informado que la brecha fiscal (lo que se proyectó pero que no se recaudó) que se viene arrastrando desde enero persiste y al finalizar abril llegó a Q1,248 millones.

Se informó que la recaudación de enero a abril sumó Q17,443.2 millones, pero la meta que se había establecido era de Q18,691.6 millones. En un inicio se dijo que el déficit se debía, principalmente, a que no se había recaudado el impuesto a la telefonía que se incluyó en el Presupuesto General para este año pero fue suspendido por la Corte de Constitucionalidad.

Sin embargo, luego estalló el escándalo de la investigación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) que reveló que se defraudaban cientos de millones al fisco al año por medio de la defraudación aduanera.

También se dio a conocer que la recaudación creció 2.6% respecto al mismo período del año pasado, cuando se recaudaron Q16,994 millones.

Se tenía la expectativa de a cuánto ascendería la recaudación de abril, luego de que se capturó a la estructura criminal de La Línea, que defraudaba al fisco desde adentro de la SAT. En total la recaudación de abril fue de Q5,113.1 millones, teniéndose proyectados Q5,772.7 millones por lo que hay un agujero de Q659.6 millones.

Para el analista Ricardo Barrientos, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), es muy pronto para ver que la recaudación mejore aunque se hayan capturado a miembros de la referida estructura criminal. Incluso, piensa que por la baja moral de los contribuyentes la empeore y, además, hay que recordar que todavía existen corruptos que no han sido capturados.