Aunque varios sectores se han pronunciado a favor de impulsar reformas al sistema político, las peticiones parecen no tener eco en el Congreso de la República. Al momento, la comisión permanente presidida por el presidente Luis Rabbé sigue sin definir fecha para convocar a la primera sesión extraordinaria.

Hace unos días, algunas bancadas minoritarias solicitaron mediante una carta, que se convocara a sesionar para avanzar en la agenda. Sin embargo, la petición no tuvo respuesta. “Es deber y obligación de los funcionarios públicos, escuchar, atender y hacer viables las demandas de la sociedad, especialmente en este momento de crisis de Estado”, declaró la jefa de la bancada de Encuentro por Guatemala, Nineth Montenegro.

Reformar la Ley Electoral y de Partidos Políticos se ha convertido en la principal petición de la sociedad civil y magistrados del Tribunal Supremo Electoral, pero la iniciativa parece no despertar mayor interés en las bancadas mayoritarias que suman más de 90 votos. A esa solicitud, se suman otros proyectos como la Ley de Compras y Contrataciones, Ley de Servicio Civil y Ley de Probidad, pero tampoco registran mayor avance.

Cabe mencionar que el Congreso concluyó su primer período ordinario de sesiones sin la aprobación de un solo decreto. Actualmente, se encuentra en receso, el cual concluirá el próximo uno de agosto, según lo establece la Ley Orgánica.