Las últimas dos apariciones de Thelma Aldana junto al comisionado Iván Velásquez para anunciar el desmantelamiento del grupo de defraudación “La Línea” y las capturas de representantes de una farmacéutica, directivos y trabajadores del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), por avalar un contrato anómalo, han sido aplaudidas en su primer año de gestión al frente del Ministerio Público (MP).

Con su semblante duro que la caracteriza, pero dando lugar de protagonistas a quienes dirigen fiscalías claves, durante la presentación de su primer informe de labores, Thelma Aldana, fiscal general del MP expresó que durante un año de gestión ha aumentado en un 20 por ciento la atención a la víctima, se han girado 10 mil órdenes de captura y 17 mil acusaciones; logrando un incremento del 5 por ciento en las sentencias.

Otros datos que resaltó como positivos es que en total se ha registrado un 17 por ciento más de diligencias de allanamiento solicitadas entre los meses de enero a abril del 2015, respecto al mismo periodo del 2014. Al igual que los allanamientos, las órdenes de aprehensión solicitadas han aumentado considerablemente en 2015, respecto del año anterior; esto obedece a la implementación de nuevos métodos de investigación y de monitoreo y evaluación continua del trabajo que realizan los fiscales, lo que ha permitido una mayor individualización de hechores de delitos, asegura Aldana.

En el mismo periodo se registraron 39 por ciento más diligencias de orden de aprehensión en el año 2015 respecto al 2014.

En su discurso, Aldana reafirmó que en su gestión “llevará siempre la impronta del fortalecimiento de la independencia del MP como principio esencial para resguardar la integridad de la investigación criminal, así como garantizar el debido proceso y promover que se generen las resoluciones más justas posibles. Solo así seremos capaces de consolidar el ansiado Estado de Derecho en Guatemala”.

Gestión satisfactoria

Marielos Fuentes, de Guatemala Visible, indica que aún cuando la Fiscal General asumió en un escenario de críticas por ser propuesta y afín del Partido Patriota, inmediatamente comenzó a dar muestras de independencia que en los últimos meses han fortalecido su gestión a través de la fiscalía Contra la Corrupción, y otras con las que ha trabajado.

Ha sido para demostrar que su gestión es buena y los guatemaltecos haríamos bien en apoyar los esfuerzos que se están realizando, sobre todo para que la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) continúe trabajando en coordinación con el MP, y que todos los casos de corrupción que han salido a luz sean un ejemplo del trabajo que se puede realizar y que las autoridades guatemaltecas también puedan tener un buen liderazgo en investigación, dice Fuentes.

Según la entrevistada, se necesita de presupuesto para ir fortaleciendo la institucionalidad del MP, para tener presencia en todo el país, por la necesidad que hay de justicia de la población guatemalteca. Así, se hace necesario que para el próximo año se tenga una asignación presupuestaría mayor para darle seguimiento a este fortalecimiento.

Además, refiere que en este año el MP ha mostrado un trabajo independiente, sobre todo la fiscalía Contra la Corrupción, la cual se ha visto fortalecida por resultado de los trabajos que se han dado en estos momentos. “Los guatemaltecos tienen que esperar para que se realicen con tiempo las investigaciones necesarias y armar los casos para que se llegue a una sentencias firme”, refiere Fuentes.

Por su lado, Carmen Aída Ibarra, del Movimiento ProJusticia, indica que en términos generales la gestión de Thelma Aldana al frente del MP es buena. Cuando ella tomó posesión había mucho temor porque se le consideraba una aliada del PP, concretamente del gobierno central, algo que coincide con lo dicho por Fuentes.

Ibarra dice que Aldana fue electa a través del tráfico de influencias por parte del presidente del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, (IGSS), Juan de Dios Rodríguez, ya que Rodríguez diseñó, planificó y operó una estrategia que se ejecutó a lo largo del año anterior para copar los diferentes cargos que fueron electos, como el Tribunal Supremo Electoral, MP, Corte Suprema de Justicia y Contraloría General de Cuentas.

Afortunadamente, Aldana aparentemente se ha desvinculado de esos grupos y ha actuado con una relativa independencia en los casos de mayor impacto. “Ha tenido una relación satisfactoria con la CICIG y es en su gestión donde se ha descubierto casos importantes que por un lado han desnudado por completo cuán grande y fuerte es el régimen de corrupción e impunidad en el país y que por el otro lado han movido a la ciudadanía a rechazar ese tipo de realidad que se está viviendo”, dice Ibarra.

Según la activista, los resultados de la gestión de la Fiscal General son satisfactorios, principalmente en la creación de la fiscalía de Asuntos Administrativo y todo el ordenamiento de la estructura fiscal, para que tengan funciones delimitadas y operen mejor.

Sin embargo, considera que hay un pendiente de la fiscalía en dar respuesta a la población en los casos que afectan la cotidianidad de las personas más de cerca, como el robo de celulares, robos en las calles, asaltos a viviendas, delitos contra la vida, violaciones sexuales y violencia contra la mujer.

Ha desideologizado el MP

Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de la Industria, indica que la gestión de la Fiscal General ha sido buena, sobre todo en los resultados de las últimas semanas. “Ha sido una persona que ha desideologizado el MP y se ha dedicado al fortalecimiento de la institución”.

Zepeda dice que el sector empresarial tiene una enorme confianza en favor de la jefa del MP, esto por los resultados que se han visto en las distintas fiscalías y, desde luego, a partir del 16 de abril.

Según el empresario, el proceso de desideologización que ha hecho Aldana al frente es un paso importante, ya que en la gestión anterior se había favorecido a una ideología que dificultaba la labor empresarial, desarrollo y proyectos de generación de empleo en el interior del país.

Además, indica que en varios procesos se ha tenido avances. Esto se ha visto en el contrabando de cigarrillos, gasolinas y algunas otras mercaderías.

Un año exitoso

De acuerdo con Cristhians Catillo del Instituto de Problemas Nacionales de la Usac, la estrategia de control total que impulsó el PP en los primeros dos años y medio de gobierno, el control del MP era estratégico, para evitar un poco lo que está sucediendo ahora, que era quedar expuestos por las tramas de corrupción y obviamente para no perder el control que habían proyectado por lo menos para tres periodos de gobierno.

Y al elegir a Thelma Aldana como fiscal general se proyecta esa situación, lo cual causó una suspicacia muy fuerte. Sin embargo, al desligarse del gobierno central y aliarse con CICIG ha sido un acierto político que la ha valido ser una de las protagonistas centrales en los últimos acontecimientos de la lucha contra la corrupción.

Según Castillo, la Fiscal General ha sido un bastión importante de las investigaciones, lo cual le ha generado la aceptación de muchos sectores y no quedar envuelta en la crisis que se ha estado dando. “Es un año exitoso en términos de resultados positivos. A muchos que en alguna medida politizaron su nombramiento ahora tienen una sensación de que se ha tomado la ruta correcta con decisiones firmes”.