Parece que fue hace tanto tiempo cuando la vida en Guate era más o menos monótona, nos divertíamos oyendo las muladas de los políticos y compartiendo memes en las redes sociales. Ahora todo es diferente, pues en las últimas cinco semanas la vida nacional se volvió una vuelta en montaña rusa que no acaba.

Hay que decirlo con alegría y orgullo, nos estamos volviendo el pueblo que siempre necesitamos ser. El que se levanta y no se queda callado, el empoderado que quiere respuestas y justicia. Sí, como ocurrió alguna vez por allá en 1944, nuestras luchas están inspirando a otros pueblos (se me llenan los ojos de lágrimas de emoción al ver los mensajes de países amigos que dicen que quieren hacer las cosas como nosotros, uno en especial dice “quiero pintar Honduras con coraje chapín”, ay no me lo creo, ahora confirmo que fue el momento propicio para volver a mi amada patria).

Y es que las imágenes de la marcha de hace 8 días, ahora conocida como #16M, dieron la vuelta al mundo. Gente espontánea de todo tipo otra vez y con más energía se unió, 60 mil almas inspirándose unas a otras bajo la lluvia, gritando indignadas sí pero a la vez llenas de esperanza. Esta vez hubo detallitos que no se habían visto como músicos tocando, artistas y poetas compartiendo su ingenio, una improvisada fiesta electrónica, una marcha gay, religiosos y muchas familias enteras.

Otra vez no había señal de celular, claro, pero ya nos acostumbramos. Otro detallazo fue que habían baños portátiles y alguien contrató a una empresa de limpieza para recoger la basura. Sin embargo, creo que esto no era tan necesario pues los asistentes ya saben que deben llevar sus bolsas de basura y luego depositarla en otro lugar.

Ni todos los acarreados y fotoshopeados para multiplicarlos en la propaganda de los partidos pueden compararse con esta espontanea actitud ciudadana que, por cierto, se vio complementada con la marcha campesina que luego vino de varios puntos del país. Por primera vez en mucho mucho tiempo, los citadinos pudieron comprender sus demandas.

Y lo de la montaña rusa no es mentira, trancazo tras trancazo hemos puesto a prueba nuestra capacidad de asombrarnos. ¿El de esta semana que pasó? los corruptos del seguro social que por enriquecerse no les importó la vida de los pacientes. Sí, murieron 15 personas que merecían un servicio médico digno.

No es un secreto que en Guatemala la salud es un lujo y que quien no tiene dinero simplemente se muere. Lo malo es que ya se había aceptado y pasaba como algo inevitable. Hoy, con este nuevo caso que se presenta ante la justicia, debemos recordar que tenemos derechos y uno de ellos es la salud. ¡Qué de a sombrero que unos cuántos quieran salir de pobres y no trabajar a costa de este derecho! se me hace que el hijito de cierta jueza emperifollada, cuyo apellido que empieza son S está saliendo a relucir en varias investigaciones, es uno de esos niños bien, juniors, que quieren todo gratis y fácil. ¡A la cárcel él y todos los culpables, no solo por ladrones sino también por asesinos!

Pero, por favor queridos míos, que cada caso que salta no borre al anterior. Hemos caído muchas veces en ese juego de distracción. Por el contrario, cada caso que se suma debe ponerse en la lista de exigencias, cada nuevo hallazgo debe ser un clavo más en el ataúd de la corrupción.

No nos olvidemos de La Línea, debemos estar ojo al Cristo con las investigaciones y que haya justicia. Porque, a todo esto, ¿dónde esta Monzón? ¿está vivo? ¿está muerto? ¿se hizo cirugía plástica? ¿se cambió de sexo? ¡Necesitamos saber! y también me surge la duda, ¿dónde está Mendizábal? porque él pudo huir y los demás no. Y lo más intrigante ¿dónde anda doña B.? No ha aparecido para dar esas declaraciones que solo ella sabe dar… Ojalá que no haya aprovechado la conmoción para pelárselas y esté en algún lugar paradisíaco disfrutando el fruto de su trabajo… (sí pues!).

Y parte de la conmoción de que les hablo, es el derrumbe de este gobierno. No solo se están yendo ministros y secretarios del ejecutivo, no, sino que se fue el mero mero compinche del Presi. Sí, ese ministro de ojos saltones y sonrisa sarcástica. Con eso, ya estuvo que Pérez se quedó solito solito, casi me lo puedo imaginar caminando por los fríos pasillos del palacio extrañando a su “mara”, porque según dicen ya ni doña Rosita le tira balón (al parecer sigue en los Estados más sonriente que nunca, hasta sospechan que están dando valiosa info…)

El ahora ex ministro de la Seguridad había dicho que no se iba, que no tenía nada que temer y que nadie tiene nada en su contra. Pero de la noche a la mañana renunció, así están las cosas en Guate, las piezas cambian constantemente en el tablero.

¿Qué nos espera esta semana? Pues dicen cada vez más insistentemente que el 1 se nos va… así cómo lo oyen. No importa que diga que al chasquear los dedos llena la plaza central de simpatizantes, porque ni él se lo cree (¿le han visto la cara que se anda echando? da como penita ajena).

Según dicen “el tiro” es sanear el gobierno sacando a los que tengan tachas y así tratar de terminar el período con cierta paz. Por eso se debe ir el 1 porque ¿qué tienen en común muchos de los capturados y/o acusados de corrupción? que fueron electos por el Presi quien, oh sorpresa, sacó la misma carta que la R: “yo no sabía nada, me siento traicionado y desilusionado”. Ay sí ay sí, tan inocente el general. ¡A otro perro con ese hueso!

Y, por supuesto, nos esperan más escándalos del calibre de la Línea, como lo que ya ofreció el Colombiano que esta apoyando al MP con revelar el financiamiento de los partidos políticos, ya van a ver… también se rumora algo descomunal que viene del Micivi, sí, el mismo donde trabajaba el Fisiquín y que desde que se fue ha estado en segundo plano. ¡Qué raro! cuando este ministerio es de los más importantes y que más “suenan”.

El chambre es muy largo, pero se los resumo diciendo que esta nueva estructura tiene ya unos 12 años de estar funcionando. Hay proyectos sobrevalorados e incluso inexistentes con comisiones monstruosas, involucra no solo a funcionarios actuales como a otros que ya se fueron, así como a candidatos porque, claro, necesitan poner al próximo ministro para que sigan los negocios shucos.

Estamos hablando de miles de millones de quetzales que deberían usarse en la infraestructura del país pero que han enriquecido a una agrupación bien organizada y descarada. Hoy sí que hago honor a mi apellido contándoles de esto, pero se van a acordar de mí, van a ver!

Posdata

Por poco se me olvida comentarles sobre el endemoniado candidato del partido oficial. Ya se sabía que es cosa seria el señor de pelo negro gracias a Miss Clairol, pero ni porque está en campaña pudo intentar caer bien. En su primer día como candidato, metió la patota hasta el fondo, como dicen los muchachos, se metió un autogol olímpico al mostrarse como misógino e intolerante (la patoja periodista solo hacía su trabajo, no tenía por qué llamarla “gordita”).  Ay, quién diría que ese partiducho antes se vanagloriaba de ser fuerte y grande. Ahora solo recuerdos les queda en medio de la desbandada. No hay que olvidar que tanto el prófugo de Mendizábal como el neonazi ahora candidato naranja tuvieron que ver en la extraña muerte de R. Rossenberg. ¡Ya no queremos saber de los mismos!