Manuel Baldizón es de los pocos políticos que ha logrado recorrer todo el país en su totalidad. En su hoja de vida se reporta que en 2009 inició una gran gira nacional para buscar afiliados e iniciar el tramite administrativo y legal para la inscripción de su partido Libertad Democrática Renovada (Lider) como partido político.

El reporte dice que hizo algo similar para las elecciones 2011 y se indica que entre 2013 y 2014 “se dedicó a recorrer el país culminando en Diciembre de 2014 la vuelta numero 29 a la nación”. En diciembre del año pasado uno de los medios de comunicación vinculados a dicho político, indicó que había recorrido el país 18 veces.

Rubén Hidalgo, director del Instituto Centroamericano de Estudios Polícos (INCEP), manifestó que si bien no se puede cuantificar a cuánto asciende una inversión que permita recorrir el país tantas veces, se debe agregar que “se trata de una empresa enorme que se va desarrollando”.

Especificó que no tiene ninguna lógica hacer una inversión de este tipo si no hay retorno de capital. “¿Cómo pretendo recapitalizarme después de tanta inversión o cómo garantizar a mis inversionistas o accionistas el retorno del capital que me fue brindado?”, dijo.

El experto añadió que lo anterior deriva en los clásicos escenarios que se observan en la actualidad y que se refieren a los compromisos adquiridos en campaña. “Después viene el tráfico de influencias, nepotismo y compromisos debajo de la mesa que nos debilita el sistema político guatemalteco”, concluyó.

El analista político Pablo Boiton, comentó que el desagaste personal es relativo con tanta gira porque con financiamiento suficiente se puede movilizar, es bastante y recuerdo que cuando estaba de candidato en la UNE fue de los que más invirtió.

“No me queda claro cuáles son los sectores que están patrocinando al candidato en sí, por un lado ha de haber quién le apoya en el patrocinio como figura y aparte quienes patrocinan al partido”, explicó y finalizó con que no cree que con capital de su propiedad o con lo obtenido durante su paso por el Congreso haya obtenido los recursos suficientes para movilizarse junto a su comitiva de manera tan frecuente.