Los graves incidentes y destrucción del patrimonio público por parte de supuestos vendedores furiosos que pretendían usar la sexta avenida de la zona uno para poner sus ventas ambulantes, constituyen un acto criminal totalmente punible.
Las Constitución y las leyes de la República autorizan a la Fuerza Pública a actuar con contundencia contra quienes atenten y destruyan dicho patrimonio. Los responsables tenían que haber sido repelidos y detenidos por la PNC en el acto, llevándolos ante juez competente para rendir cuentas por sus acciones criminales.
La PNC dejó que estos vándalos energúmenos hicieran lo que quisieron con los bienes públicos. Incluso circula en redes sociales un video que puede comprometer a la PNC en acordar las acciones con los manifestantes. ¿Cómplices? Hasta el día de hoy no hay ningún detenido. Y por otro lado ¿Y dónde está el supuesto compromiso y buen hacer del MP y CICIG con la justicia en Guatemala?
Los incidentes tienen lugar en un día donde se discute en el Congreso las Reformas a la Constitución propuestas por la CICIG y el resto de grupos de izquierda. ¿No será que los disturbios fueron planeados maquiavélicamente para desviar la atención?
Si nos ponemos a escarbar un poco, todo esto parece un plan bien orquestado, y en cuanto a la Muni, una gran confabulación contra Arzú. No soy su fiel simpatizante (no le perdono lo de la firma de la paz con criminales), pero muchas cosas indican que la izquierda le quiere mover la silla. ¿Por qué digo esto? Hace meses Iván Velásquez dijo que iba contra el alcalde, luego las redes sociales se encienden en su contra, tiempo después los traileros también toman acciones, el veinte de octubre nuevamente hay bochinches y llegan vándalos a la Muni a dejar mensajes contra el jefe edil, ahora los supuestos vendedores destruyen la zona uno, atacan a la PM y posteriormente a la sede municipal, incidentes acompañados por una nueva embestida en redes sociales contra el alcalde.
Casualmente personajes de la izquierda sugerían hace días que los camioneros debían hacer eso. ¿Casualidad? No es de extrañarse que columnistas afines al Movimiento Semilla desde hace meses realicen publicaciones diarias contra Alvaro Arzú, como tampoco es casualidad que el Ejecutivo no haya actuado rápido, porque ellos mismos se encuentran manipulados por la izquierda radical. O bien, son otros timoratos de porra que no ejercen el poder.
Lo que miro a todas luces es un complot contra el Alcalde para moverle la silla e intentar que algún concejal izquierdista tome el mando. Que se aprueben las reformas socialistas a la Constitución y como lo indicaría su agenda, la izquierda radical finalmente tomar el poder, secuestrando todas las instituciones del Estado. Recordemos que el sector justicia ya lo está, gran parte del ejecutivo y legislativo y ahora le toca a la Constitución ser degradada a un panfleto marxista.
Mi pregunta al sector privado, grandes empresas, pymes, autónomos y trabajadores, ¿Ustedes aman a Guatemala y están dispuestos a dar la vida por su libertad?

Republicagt es ajena a la opinión expresada en este artículo