Los diputados iniciaron la aprobación de la iniciativa de Reformas Constitucionales al Sector Justicia, obviando en todo momento el diálogo y debate necesarios en una iniciativa trascendental, mostrando irresponsabilidad en el proceso para modificar la Carta Magna, consideran diversos sectores.

Analistas, abogados y el sector privado organizado, cuestionan el proceder de los legisladores al no abrir la discusión de las reformas, que por mandato les corresponde hacer para conseguir los consensos entre los diferentes sectores, con el objetivo de fortalecer la justicia en Guatemala, agregan las fuentes.

[quote_center]De acuerdo con Francisco Quezada, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), aprobar en primera lectura el proyecto de ley, refleja “la falta de seriedad de algunos diputados que persiguen una agenda, estoy seguro y convencido que la mayoría ni siquiera han leido las reformas”.[/quote_center]

A decir de Quezada, una “simple lectura llamaría la atención, porque hay temas bastante mal redactados, independientemente si se está de acuerdo o no con la reforma, pero con una simple lectura se puede determinar que hay artículos que no se comprenden o que traen ideas que se quedan vacías”.

Según el investigador, los parlamentarios no conocen el tema y si es una reforma al sector justicia, que respondan ¿cómo se resolvería la justicia con ese enfoque?

Escuche las declaraciones de Quezada

Mientras tanto, el expresidente y exmagistrado de la Corte de Constitucionalidad, Roberto Molina Barreto, señaló recientemente que la discusión debe ser a profundidad, por las consecuencias, si no se meditan con seriedad.

[quote_center]Además, según Molina, la iniciativa presentada en el Legislativo no refleja lo analizado en las mesas de diálogo que se llevaron a cabo para discutir la propuesta, por ello sugiere no tomar a la ligera los pretendidos cambios a la Constitución.[/quote_center]

Asimismo, José González Campo, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), señala que se está hablando de reformas a la Constitución, un tema importante porque “es nuestro pacto social”.

[quote_center]”Lo que creemos es que hubo un diálogo durante cuatro meses donde se dieron consensos y disensos que fueron muy claros, y la Secretaría Técnica recopiló lo analizado, pero se incluyeron cosas que no se discutieron”, resalta.[/quote_center]

El Sector Privado Organizado demanda un diálogo “que legal y constitucionalmente le corresponde al Organismo Legislativo, que tiene que conocer y ver puntos de vista diferentes para hacer una buena reforma constitucional”, enfatiza el dirigente empresarial.

[quote_box_center]”La posición muy clara del sector privado es que hay cosas muy buenas en la reforma, puntos positivos que necesitamos seguir fortaleciendo en el sistema de Justicia, lo cual es un compromiso del sector privado, pero en este caso vemos reformas que nos preocupan y pedimos un debate abierto y libre”, dice González Campo.[/quote_box_center]