Desde hace varios años he comentado sobre la necesidad de hacer una reforma constitucional al Sector Justicia. De hecho, estuve apoyando los cambios que ProReforma había propuesto y justamente lo fuerte de ProReforma era el reforzamiento del Sector Justicia en la Constitución.

Ahora está en juego la aprobación de la Iniciativa 5179 conteniendo reformas al sector Justicia en la Constitución. Esta Iniciativa es negativa para el país y en vez de fortalecerla va a causar un verdadero caos y retroceso. No debe aprobarse tal como está. El tema es muy serio y delicado y por eso es que debemos involucrarnos comentando los cambios propuestos. Aquí menciono dos aspectos que me preocupan y que ponen en riesgo la Justicia en este país, desde el punto de vista de alguien que no es jurista, que hacen que esta Iniciativa sea un verdadero desastre.

El primer aspecto surge en cuanto al Derecho Indígena. No hay claridad, no hay nada escrito, no hay jurisprudencia y va a causar que los habitantes de Guatemala no tengan claro quién los va a juzgar y cómo. Se pierde la igualdad ante la ley y las garantías a los derechos individuales. No puede un habitante de un país estar sujeto a diferentes sistemas de justicia que ni se conocen y que se traslapan entre sí. Encima de todo, no hay un solo “derecho Indígena” sino muchos que dependen de la interpretación del anciano. ¿Cómo es posible que diferentes personas que viven en el mismo país, debido a su origen, estén sometidas a diferentes leyes? Este pluralismo jurídico es contrario al principio de igualdad ante la ley.

El segundo aspecto sumamente preocupante es la pérdida de poder independiente de la Corte Suprema de Justicia. De alguna manera las reformas están socavando la división de poderes al crear un Consejo Nacional de Justicia que le quita funciones y poder a la Corte Suprema de Justicia y que estaría conformada entre otros por funcionarios del poder Ejecutivo. Si algo ha sido un avance en la humanidad en cuanto al poder de las naciones democráticas y civilizadas ha sido la división de poderes.

Considero que la Iniciativa 5179 no debe aprobarse como está. No avanzaremos en la constitución de un verdadero Estado de Derecho. Si bien hay algunos aspectos positivos en la misma, estos dos puntos que acabo de mencionar destruyen cualquier intento por lograr alcanzar el tan anhelado Estado de Derecho por el que hemos luchado tanto tiempo.

Republicagt es ajena a la opinión expresada en este artículo