La Justicia de Guatemala puede mejorar con las reformas constitucionales que se encuentran en el Congreso, actualmente cuentan con la primera lectura por lo que esta cerca de llegar al punto en que el Congreso por mandato Constitucional deba discutir la aprobación por artículos de la reforma constitucional.

La iniciativa “Aprueben las reformas ya” es una propaganda que busca crear presión a los diputados para que aprueben las reformas sin discutirlas. Estas reformas constitucionales fueron presentadas por los organismos del Estado en conjunto con una secretaria técnica conformada por CICIG, PDH y MP.

La iniciativa que versa que las reformas no se deben de discutir dentro del pleno del Congreso y deben de aprobarse sin mayor trámite alguno es apoyada por el colectivo Justicia Ya así como la bancada UNE, quienes desean aprobar dichas reformas lo antes posible, como lo ha dicho Mario Taracena. De la misma forma que muchas de las leyes en el Congreso han pasado sin discutirse, a este punto solo falta que propongan a Christian Boussinot para que lea las reformas en el pleno por su habilidad de “lectura” rápida.

Esta posición a mi parecer es totalmente irresponsable e inclusive contraría al fortalecimiento institucional en Guatemala. El Congreso por mandato Constitucional debe de realizar un debate y más aún cuando se trata de una reforma Constitucional. El debate de las reformas dentro del pleno del Congreso no evita que las mismas sean aprobadas sino todo lo contrario crea una mayor responsabilidad y fiscalización del ciudadano al Congreso.

El debate de las reformas constitucionales no apoya la impunidad en ningún motivo como algunos integrantes de grupos sociales quieren hacerlo ver. Así como tampoco frena el proceso de aprobación. El Congreso es la Institución democrática por naturaleza dentro del Estado de Guatemala y el que las reformas constitucionales tengan que ser aprobadas vía el Congreso tiene un motivo y es que las mismas sean discutidas y ampliamente conocidas por la ciudadanía.

Me imagino que los que ahora dicen que las reformas se deben aprobar sin debate no dijeron lo mismo de las reformas “pro-reforma” o de las otras presentadas hace algunos años. Las reformas están en el Congreso y creo que es el momento indicado para presionar a los diputados que aprueben las reformas pero eso si, solamente después de un debate serio de las mismas. A nadie le gustaría desperdiciar una consulta popular con un tema tan importante y necesario para Guatemala.

@joseecheve

Repúblicagt es ajena a la opinión expresada en este artículo