16 días para pintar al mundo de naranja

19

Existe desde hace 25 años una campaña de 16 días de activismo que apoya una causa en específico: el fin de la violencia de género. Este año el centro para el Liderazgo Global de las Mujeres escogió el lema: “De la paz en el hogar a la paz en el mundo: educación segura para todos y todas”

Se trata de hacer un énfasis en todos aquellos segmentos de la población mundial que se ven en desventaja a la hora de recibir educación. Algunas víctimas de la falta de acceso a este derecho fundamental son las niñas, las mujeres, las personas con discapacidad y los miembros de la comunidad LGBTQI.

Nuestra religión, género, raza, orientación sexual y nivel socioeconómico no debería determinar el tener o no acceso a la educación. Una persona con las herramientas correctas, puede cambiar el mundo y probablemente esa sea la razón por la que este derecho se le prohíbe tanto a las personas.

Que usted y yo estemos muy lejos de ésta realidad, no significa que no exista. Millones de personas en el mundo jamás van poder tomar un lápiz, un libro y hasta el conocimiento, de la manera en que nosotros podemos hoy.

Otro tema que no debemos dejar atrás, es la violencia de género. Históricamente han sido las mujeres quienes más han sufrido violencia indiferentemente del lugar y las circunstancias en las que viven. Con y sin guerra, con y sin narcotráfico, con y sin crimen organizado, las mujeres siguen sufriendo en el que debería ser su lugar más seguro: su hogar.

Pero también los hombres, los niños, los ancianos y en sí, todos los seres humanos, deberían de sentirse seguros, protegidos y respetados por lo que son. Estamos tan acostumbrados a minimizar las causas de otros, hacemos invisibles las necesidades de aquellos que son distintos a nosotros y siempre encontramos la manera de ignorar el pedido de ayuda de aquellos que están en necesidad; pero esto necesita cambiar.

¿Y cambiar cómo? Pues partiendo por educar y educarnos. Cuando le entregamos a alguien la oportunidad de conocer, decidir y formar un pensamiento crítico, le damos también el privilegio de abrir su mente a las diferencias. Mientras más conocemos al mundo, más pequeños nos sentimos ante su maravillosa diversidad, pero a la vez, más entendemos el valor del prójimo.

Yo apoyo los 16 días de activismo contra la violencia de género y me encantaría que ustedes también lo hicieran. Si quieren conocer más pueden visitar la página: http://www.unwomen.org/es/news/in-focus/end-violence-against-women

Aunque si quieren un pequeño adelanto, el objetivo es pintar el mundo de naranja para crear concientización sobre éste tema. Pueden usar los hashtags: #16days y #orangetheworld
Sean agentes de cambio por favor, miles de niñas y mujeres van a estar agradecidas por cada pequeña acción que ustedes puedan realizar.