Si todos le apostamos al turismo, el país se beneficia

A nadie escapa el potencial turístico que tiene nuestro país.  Una Nación geoestratégicamente posicionada, cercana a uno de los mercados emisores de turistas que más gasta en turismo a nivel mundial y con una capacidad de proveer destinos de cultura, aventura, playa, convenciones, viajes de incentivos, negocios, bodas, médico, bienestar, idioma y tantos otros que se han comenzado a explotar como nichos especializados.

Sin embargo, todavía existen varios retos en los que todos los sectores productivos e instituciones del Estado deberían trabajar de manera conjunta, para poder mejorar la competitividad de uno de los sectores que más ayuda a reducir la inequidad, debido al derrame monetario que genera hacia los municipios más pobres y marginados del país.

Está claro que uno de los temas más importantes sobre cómo aumentar la competitividad del turismo en Guatemala, es mayor inversión en infraestructura.  Es por ello que todos debemos de apostarle a que el Gobierno continúe la estrategia de abrir aeropuertos en las ciudades intermedias y aumentar la inversión en carreteras y trenes, que conecten a la población.

En vez de que un turista tenga que viajar once horas por carro de Quetzaltenango a Flores, ahora va a poder hacerlo en un vuelo de una hora.  ¿Se imaginan el potencial que esto va a tener para todos los estudiantes de idioma español que hoy visitan Quetzaltenango?, la oportunidad que tienen las escuelas de español de hacer alianzas con organismos internacionales para certificarse y proveer a todos sus ejecutivos con una experiencia de aprendizaje del idioma Español en un corto tiempo y con una oferta multidestino.

Guatemala se encuentra en la posición 80 de 141 países con una evaluación de 3.51 sobre 7 puntos analizados en el Índice de Competitividad Turística 2015 que publica cada dos años el Foro Económico Mundial.  Dentro de los retos más importantes además de la infraestructura, para seguir avanzando se encuentran: mejorar la seguridad, reducir el costo y tiempo de abrir una empresa, aumentar el acceso a servicios de salud, mejorar la capacitación técnica y calidad educativa, eliminar los requisitos de visas para países emisores de turismo (especialmente China) y reducir el consumo de leña.

Hoy existen 171 trabajos en la industria turística por cada mil habitantes en un país que recibió apenas 1.91 millones de turistas y excursionistas en el 2016 según el Inguat, que representa un ingreso de US$956.8 millones de dólares en divisas de acuerdo al Banco de Guatemala.  Si todos le apostamos al turismo, seguramente podemos incrementar los beneficios para el país.  @jczapata_s

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo