La falta de controles policiales y de la Superintendencia de Administración Tributaria en las frontera con México hace que el contrabando en ambos sentidos crezca diariamente, denuncia en un comunicado la Gremial de Fabricantes de Alimentos (GREFAL).

El contrabando por las fronteras del país es un problema que a algunos no les interesa resolver.  Actualmente, en el río Suchiate, Tecún Umán, San Marcos, balseros y ayudantes organizados se dedican a construir embarcaderos para facilitar sus operaciones de trasladar mercadería de contrabando proveniente de México, expresa en el comunicado.

Los trabajos se realizan con el apoyo de maquinaria pesada en los pasos conocidos como El Armadillo, Las Hamacas, El Coyote, El Palenque, El Rastro (Los Rojos) y ElCascajo.

Estos trabajos los realizan, principalmente en temporada de verano, debido a que el nivel del agua baja provocando que las balsas topen con el fondo del río y ya no flote. Estas condiciones ayudan a embarcar y desembarcar fácilmente la mercadería de contrabando mexicana, expresa Grefal.

Para la realización de estos trabajos los balseros están organizados por cuadrillas. Cada paso tiene su propia junta directiva quienes se organizan para distribuirse los días de trabajo, que consiste en colocar costales con arena a la orilla del río en forma diagonal, formando un borde que facilite el estacionamiento y salida de las balsas, en época de
verano cuando baja el nivel del río.

 

Datos de la Gremial

Del lado guatemalteco se estima que operan cerca de tres mil personas que facilitan el traslado de mercadería, entre ellos: camareros (balseros), ayudantes (chalanes), tricicleros, cargadores y fleteros.

La actividad ilícita inicia desde las 4 de la mañana hasta las 6 de la tarde, todos los días. Un día trabajan mexicanos y un día guatemaltecos con el fin de controlar posibles robos.

Los productos que más se trasiegan son: mango, aguacate, coco, rambotán, maíz, frijol, papel, pasta dental, champú, aceites, papel, medicinas, entre otros.

Existen alrededor de 120 pasos ciegos en los municipios Ayutla, Ocós, Tajumulco, Sibinal, Tacaná y Malacatán.