Brasil celebró con una goleada de 4-1 ante Uruguay y ya tiene seguro su boleto al Mundial de Rusia-2018 y su archival Argentina penó para vencer a Chile al fin  después de como un lustro de años por un penal, no más, y se metió en zona de clasificación directa.

El estadio Centenario parecía un velorio y el único que se la pasó bien fue Paulinho el héroe inesperado de Brasil al anotar una tripleta pero el ídolo Neymar también jugó a gran nivel y se floreó con el tercer gol que aportó al triunfo de Brasil, con un pie y medio en la lejana Rusia.

El seleccionado de Tite sigue en soledad en la cima de la clasificación con 30 puntos y la ventaja con Uruguay es de unos 7 puntos.

Desde que Tite tomó las riendas de la seleçao en 2016 y encandenó siete triunfos consecutivos en el premundial y así le devolvió a Brasil el jogo bonito que Dunga desterró hasta su fracaso en la Copa América-2016.

“Jugar aquí y vencer a Uruguay es algo muy difícil para cualquiera. Hay una atmósfera muy fuerte y hay que tener un nivel de concentración muy alto”, sostuvo el DT tras el encuentro.

La próxima jornada Brasil espera el martes a Paraguay en Sao Paulo con alguna esperanza de tomar uno de los cuatro boletos directos o jugar una repesca contra el mejor de Oceanía.

Uruguay, que extrañó mucho a su figura Luis Suárez, aún tiene margen pero ahora pone las barbas en remojo porque hay un racimo de seleccionados que se le han acercado peligrosamente.

La celeste visitará en la fecha 14 a Perú que empató 2-2 con Venezuela a domicilio tras ir en desventaja de dos goles.

Pírrica victoria pero victoria igual

Argentina se ubicó en el tercer escalón de la clasificación con su pálido triunfo 1-0 ante Chile en el Monumental de Buenos Aires, tras haber comenzado su partido en el sexto escalón, fuera de zona de clasificación.

Pese al triunfo con gol de Messi de penal a los 16 minutos, la albiceleste jugó un mediocre partido ante su verdugo en las dos últimas Copas América.

Los cuatro fantásticos, Lionel Messi (Barcelona), Sergio Agüero (Manchester City), Gonzalo Higuaín (Juventus) y Angel Di María (PSG), volvieron a jugar juntos después de mil días, pero ni por asomo en el nivel que muestran en sus clubes.

Sin embargo, para el entrenador Edgardo Bauza los jugadores argentinos “hicieron un gran partido” y consideró que lo mejor fue “cómo el equipo luchó” para lograr la ajustada victoria.

A Paraguay se le dibujó una sonrisa con su difícil victoria en Asunción por 2-1 ante Ecuador, aunque el camino a Rusia sigue teniendo más espinas que rosas para los guaraníes que en la próxima fecha deben visitar al imparable Brasil.

En cambio, Ecuador sigue dilapidando la renta que logró al inicio del premundial encadenando cuatro triunfos consecutivos, pero ahora empieza a penar en el quinto escalón del premundial, en zona de repesca.

En el primer partido de la jornada, una anodina Colombia rescató un triunfo imprescindible ante Bolivia por 1-0, pero deberá mejorar sin remedio si quiere apoderarse de un boleto para Rusia-2018.

La selección cafetera atacó sin sorpresa durante todo el encuentro y recién a menos de diez del final, a los 83, un apagado James Rodríguez tomó un rebote de un penal que él mismo ejecutó y le dio a los de José Pekerman la victoria mínima ante una Bolivia casi eliminada, en el anteúltimo escalón con apenas siete puntos.

Colombia visitará en la próxima fecha a Ecuador en la altura de Quito (2.850 metros), un rival de mayor fuste que Bolivia que obligará a los cafeteros a mejorar sensiblemente su juego.