La discusión de las reformas constitucionales en el sector justicia estuvo detenida en el Congreso de la República por más de un mes, a partir de que se acordara realizar sesiones específicas para este tema, los miércoles.

El artículo 4 junto con una enmienda previamente aprobada la cual modifica el art. 205 de la Constitución, fue lo que obtuvo luz verde, luego se rompió el quórum. La reforma queda así:

  • La independencia funcional y económica del Organismo Judicial
  • La carrera profesional basada de oposición que garanticen la igualdad y la no discriminación.
  • El respeto a la pluriculturalidad e igualdad en el libre acceso al sistema de justicia.
  • La asistencia legal gratuita en los casos que la ley lo disponga y el debido proceso.
  • La justicia se ejerce conforme a los principios de oralidad, publicidad, celeridad, unidad inmediación y economía procesal.

Esta es la primera reforma que se aprueba desde que la iniciativa al cambio en la Constitución fuera presentado durante el pasado año. El artículo 205 se refiere a las garantías y principios del sistema de administración de justicia.

 

Además de la aprobación del artículo 4, al finalizar la sesión los diputados procedieron a juramentar a tres nuevos parlamentarios que llegan en sustitución de Edgar Ovalle, quien está prófugo de la justicia y los ligados a proceso Manuel García Chutá y Cesár Fajardo, por el caso de Plazas Fantasma.

Pedro Pablo Tzaj, Karina Paz y Juan Orozco, son los legisladores que llegan a suplir temporalmente a los diputados suspendidos hasta que solucionen sus asuntos con la justicia de Guatemala.