La próxima semana el Congreso de la República abrirá el segundo período ordinario de sesiones. Elecciones pendientes y una agenda mínima son algunos de los retos de los diputados para este segundo semestre.

Elegir a los nuevos relatores contra la tortura, designar a los representantes ante Junta Monetaria y el Registro Nacional de la Personas (RENAP) son algunos de los temas que dejaron pendientes. Además deben definir la presidencia de las comisiones de Asuntos Electorales y del Migrante.

El principal reto será acordar una agenda mínima que defina las prioridades que se tendrán para este nuevo período.

Alianza por el Congreso Eficiente muestra cómo fue la actividad legislativa en el primer período ordinario.

El análisis realizado por la Alianza para el Congreso Eficiente, el cual está conformado por varias organizaciones de la sociedad civil, sugiere que se debe informar sobre cómo están tomando decisiones para definir la agenda. En el documento recomiendan que existan debates de altura para los temas que se discuten.

El presidente del Congreso Oscar Chinchilla intenta sin éxito tomar el control. Sin embargo, la falta de acuerdos entre las bancadas mayoritarias no le permite que la actividad legislativa avance.

Iniciativas pendientes

Entre las iniciativas pendientes se encuentra: reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, reformas a la Ley de Contrataciones, Ley de la Carrera Judicial, reformas a la Ley de Bancos y Grupos Financieros, reformas a la Ley de Tránsito.

Además este semestre deben aprobar el presupuesto de ingresos y egresos para el próximo año. La iniciativa de ley será entregada por el Ministerio de Finanzas el dos de septiembre. Algunos diputados reconocen en voz baja que este tema podría marcar la agenda ya que el oficialismo necesita el apoyo para contar con los recursos.

Durante la gestión de Oscar Chinchilla se han aprobado once decretos.

“Estamos buscando los consensos para avanzar” ha dicho en varias ocasiones el presidente del Legislativo. Sin embargo, el esfuerzo parece ir cuesta arriba.

También puedes leer: