Dos años después de presentarse ante la justicia, Otto Pérez Molina aún continúa en el proceso de apertura a juicio por el caso La Línea, donde comparte proceso junto a la ex vicepresidenta Roxana Baldetti.

Hace dos años, Pérez Molina renunciaba al cargo de Presidente para comparecer ante el juzgado que había girado una orden de captura en su contra.  Dos años han pasado sin que hasta el momento se conozca si enfrentará juicio.

Pérez Molina es señalado por las autoridades del Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) de estar vinculado al caso La Línea, Cooptación del Estado– que incluye la Cooperacha- y la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ).

Los delitos que se le señalaban era cohecho pasivo, asociación ilícita y caso especial de defraudación aduanera.

El ex gobernante fue ligado a proceso por el caso La Línea el 8 de agosto del 2015. Sin embargo, sigue la audiencia de etapa intermedia donde se espera que se defina si enfrentará juicio junto a los demás señalados.

Nuevo presidente

Al mismo tiempo que el expresidente de la nación Otto Pérez Molina se entregaba ante la justifica, Alejandro Maldonado Aguirre, era juramentado como presidente de Guatemala.

Cargo en el cual Maldonado fungió durante casi 4 meses, siendo sustituido en enero del 2016 por el actual presidente de la nación, Jimmy Morales.