La derrota sufrida por el complejo MP-CICIG-embajadas en el Congreso se debió exclusivamente, al uso de la CICIG como arma política y a no dejar que la fiscalía de delitos electorales presentara a su debido tiempo y una vez hubiera terminado la fase de investigación previa de todos los implicados, las investigaciones contra los partidos políticos que CICIG -MP presentaron, con el evidente objetivo político de sojuzgar y vengarse del Presidente de la República por su decisión, totalmente legal y legítima, necesaria y apegada a las Convenciones de Derecho Internacional Público (artículo 9 de la Convención de Viena) que de forma diáfana y transparente le confieren a cualquier estado miembro el derecho de expulsar a cualquier diplomático del país, sin dar explicaciones y menos usando el derecho interno para incumplir con dichas Convenciones, tal y como es milimétricamente el caso de la expulsión por non grato de Ivan Velasquez de CICIG.

No hay muchas vueltas que darle a ese entuerto. Lo otro que debe analizarse es la manifiesta ilegalidad del “amparo provisional definitivo” de esos 3 magistrados de la CC en una abierta violación a la Ley de Amparo al Derecho y al procedimiento que rige ese derecho ciudadano, que es el amparo, para defenderse de los abusos del Estado, y no una herramienta para un diplomático para que en fraude de ley, sin jurisdicción, sin materia, sin legitimidad activa, sin un acto ilegal del Estado que reclamar, se quiera dejar sin defensa al Estado de los claros y manifiestos abusos que la CICIG y varios extranjeros ha cometido en el país en reiteradas ocasiones.

Totalmente innecesaria la crisis actual, lo concedo, pero una arrogancia, altanería y un abuso de autoridad absoluto de la maquinaria estatal, tomada por los extranjeros que según ellos creen que los guatemaltecos somos otra vez su colonia o su laboratorio de cobayas particular y que no hay una ciudadanía activa, pensante, educada que tiene un profundo amor por su país y que no quiere primero; que ningún extranjero venga con esa arrogancia característica de algunos de ellos a insultar públicamente nuestra soberanía y nuestras instituciones y segundo, se venga a destruir el debido proceso, la presunción de inocencia, la legitima defensa penal y los derechos constitucionales de cualquier detenido.

Como tantas veces se ha escrito y dicho en tantos foros distintos, los guatemaltecos queremos que siga la lucha contra la corrupción con la ley y la Constitución en la mano, no con cacerías de brujas, con circos mediáticos y con violaciones masivas a nuestras instituciones republicana como ese desastre de reforma constitucional otra vez patrocinado y forzado ilegalmente por el complejo CICIG-MP-embajadas que quería entronizar el racismo entre los guatemaltecos en la mismísima Constitución de la República y crear una dictadura burocrática de jueces puestos por ONGs totalmente politizadas y con agendas de odio venganza destrucción y resentimiento, de ese adefesio llamado Consejo Nacional de Justicia.

¡Los guatemaltecos podemos si nos lo proponemos!, por ello hoy quiero poner de ejemplo nacional a los cientos de policías, investigadores y agentes fiscales y fiscales de la PNC y el MP que de forma valiente y técnica han logrado en días recientes otra gran redada de más de 150 mareros y extorsionistas, sin ninguna intervención de CICIG. Agradezco públicamente la ayuda norteamericana al grupo PANDA de la PNC especializado en pandillas o maras y hago votos para que esa cooperación bilateral entre los EUA y Guatemala se expanda, especialmente con el FBI y el Departamento de Justicia de los EUA, en un interés común que nos une y nos hermana con los norteamericanos y la administración Trump y del Fiscal General de los EUA Jeff Sessions: la guerra contra las pandillas y el crimen organizado, nunca mejor momento en Centroamérica y en Guatemala para comprometer recursos de los impuestos de los guatemaltecos y la cooperación norteamericana en ese grave problema, que ahora mismo, aqueja a ambas naciones.

Al haber seguridad ciudadana en Centroamérica y seguridad jurídica para las inversiones, el flujo de decenas de miles de migrantes indocumentados al Norte se detendrá, Guatemala crecerá económicamente y los EUA podrán tener un vecino estable en la cabeza del istmo centroamericano, el crecimiento económico generalizado guatemaltecos es bueno para la geopolítica regional, bueno para Guatemala y mejor para los EUA!!! Que siga y se aumente esta cooperación, de la buena, la que da capacidades entrenamiento tecnología, métodos, know how y capacidades a las fuerzas de seguridad del Estado, ojalá también pronto se haga con la inteligencia civil, contrainteligencia anti criminal y con el Ejército de Guatemala.

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo