El vehículo Chevrolet Corvette Stingray que fue entregado de manera provisional a la Policía mediante una medida cautelar, pasó en definitiva a manos de las autoridades este jueves.

El automóvil fue incautado a Manuel Felipe Arenales Monroy, presunto narcotraficante detenido en noviembre del año pasado y quien ya fue extraditado a Estados Unidos.

El Juzgado de Primera Instancia de Extinción de Dominio resolvió que este carro y otros bienes pasen al Estado,  luego de establecer que son producto de operaciones ilícitas.

Lo demás extinguido

Entre los bienes extinguidos se encuentran seis vehículos, uno de los cuales es el Corvette que la Policía Nacional Civil utiliza como autopatrulla.

A ese automotor se suman una camioneta y un picop. También se extinguieron seis motocicletas entre ellas una BMW y una Ducatti.

De hecho el presunto narcotraficante fue conocido con el alias de “Ducatti”.

Además se extinguieron cuatro armas de fuego y 11 cargadores, así como un inmueble ubicado en Chimaltenango.

También US$80 mil y Q94 mil . El dinero fue encontrado en caletas dentro de la propiedad de Chimaltenango.

Este es el Corvette entregado a la Policía Nacional Civil.

Te sugerimos leer

Arístides Crespo se excusa para no ir Congreso