El jefe de bancada de la Unidad Nacional de la Esperanza Orlando Blanco tendrá que presentarse el próximo 31 de octubre a la Sala Segunda de la Corte de Apelaciones para presentar sus pruebas de descargo.

El congresista es señalado por el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG)de financiamiento electoral ilícito por la omisión de aportes de financistas durante la campaña electoral del 2005.

Blanco intentó sin éxito separar al juez. El argumento fue que el juez Eduardo Galván es un militar retirado y su resolución podría ser sesgada ya que él trabajó durante muchos años como activista de derechos humanos.

Te puede interesar:

La UNE apoyó las reformas y así se defendió Orlando Blanco

Intentó librarse del delito

Blanco junto a varios diputados aprobaron el 13 de septiembre reformas al Código Penal que eximían de responsabilidad al Secretario General de la agrupación del delito de financiamiento electoral ilícito.

La ley, aprobada con 107 votos, buscaba liberarlo de una posible persecución penal.

Sin embargo, el rechazo de la ciudadanía fue tal que los diputados tuvieron que dar marcha atrás al decreto.

También te puede interesar:

Jimmy Morales propone que Consejo Económico y Social convoque a diálogo