Red_giant_and_neutron_star_interaction_node_full_image_2
Interacción de una gigante roja y una estrella de neutrones. Image Credit: ESA

Esta semana, en el blog de la NASA, Estrella revive sol muerto: 

El Soplo de Vida de una Estrella Donante a su Compañera

El observatorio espacial Integral de la ESA ha sido testigo de un acontecimiento infrecuente: el momento en que los vientos emitidos por una gigante roja hinchada devolvían a la vida el núcleo de una estrella muerta en un destello de rayos X.

El primero en verlo

Integral fue el primero en detectar el 13 de agosto de 2017 una emisión de rayos X procedente de una fuente desconocida en la dirección del populoso centro de la Vía Láctea. Esta detección repentina desencadenó en las siguientes semanas una serie de observaciones de seguimiento para localizar al responsable.

Las observaciones revelaron una estrella de neutrones fuertemente magnetizada y rotando a baja velocidad que, probablemente, acababa de empezar a recibir material de una gigante roja cercana. 

¿Cómo nace una gigante roja?

Las estrellas con masas como la de nuestro Sol y hasta ocho veces superiores se convierten en gigantes rojas hacia el final de sus vidas. Las capas exteriores se hinchan y se expanden millones de kilómetros, mientras el gas y el polvo escapa de la estrella central con vientos relativamente lentos, de hasta varios cientos de kilómetros por segundo.

Las estrellas de tamaño aún mayor, con masas hasta 25-30 veces superiores a la del Sol, agotan su combustible y explotan en supernovas, dejando en ocasiones un ‘cadáver’ estelar que rota con un potente campo magnético: una estrella de neutrones.

Su minúsculo núcleo alberga la masa de casi un Sol y medio. Es una esfera de tan solo 10 km de diámetro. Esto supone unos de los objetos celestes más densos conocidos. 

Con cierta frecuencia, las estrellas se encuentran en pareja, pero el sistema de una estrella de neutrones y una gigante roja es una rareza. Se le conoce como ‘binaria de rayos X simbiótica’, de las que no se conocen más de 10.

Quizá te interese: Falcon Heavy una historia que debes conocer

Opinión

“Integral captó un momento único con el nacimiento de un sistema binario excepcional . La gigante roja expulsó un viento lo bastante lento como para alimentar a su estrella de neutrones compañera. Esto dio lugar por primera vez a una emisión de alta energía a partir del núcleo de la estrella muerta”. Enrico Bozzo, de la Universidad de Ginebra.

Se trata de un emparejamiento ciertamente insólito.

Lee también

Brillando con la Luz de Millones de Soles

El Hubble Observa una Misteriosa Tormenta Desapareciendo en Neptuno