26° GUATEMALA
19/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Migrantes
Migrantes
Inmobiliaria
Inmobiliaria

De las calles al océano

Redacción República
23 de julio, 2017

Verde Ver es el blog de ecología de Zulena Escobedo y República lo publicará los domingos

En cada viaje que realizo al interior de la república, la expectativa es disfrutar de la naturaleza y, por supuesto, la fotografía de aves.

Según la ruta, la vista puede tomar el verde del bosque de pino-encino o los tonos tierra y cálidos del bosque seco.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Al paisaje que aprecio en estos viajes no pasa desapercibida la cantidad de bolsas plásticas, envoltorios de golosinas y snacks, botellas o envases de agua, refrescos y gaseosas; por lo regular, esparcidos en la orilla de la carretera o cuenca de ríos.

Hace unas semanas en un viaje a Salamá, notábamos ese panorama a todo lo largo de la carretera, saliendo de la ciudad capital hacia el Rancho, el denominador común: calor, tráfico y basura acumulada.

Por el lugar que transitemos, es generalizado observar la cantidad de basura en las calles y avenidas. Los productos con envases o envoltorios desechables cada día aumentan.

Plasticoferia

Recién termino de observar una conferencia de Sergio Izquierdo, misma que se transmitió en vivo por el canal de la Cátedra de Educación Ambiental de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Izquierdo, es ingeniero en sistemas de computación y fotógrafo, ganador de algunos certámenes internacionales y creador de proyectos de fotografía y video para National Geographic Latinoamérica y BBC.

Sergio Izquierdo, proyecto Plasticósfera.

En esta oportunidad, su exposición se enfocó en Plasticósfera, un trabajo que muestra la contaminación de plástico en el océano. Varias expediciones realizadas, de Bermuda a Islandia y de Bermuda a Nueva York; entre otras, dan cuenta de la gravedad de la contaminación.

Lo que tiramos al suelo, seguramente terminará en la orilla de algún río y este lo conducirá directo al océano. Plasticósfera muestra ese mundo, a lo mejor pensamos es distante, pero está más cerca de lo que creemos.

Sergio Izquierdo, recolección de botellas para reciclaje.

La contaminación con plástico en los océanos es ya una realidad; por lo tanto, toda forma de vida también se ve amenazada. Sin ir más lejos, el río Motagua o el Lago de Amatitlán nos brindan ese panorama a diario. ¿Estamos conscientes de la cadena que provocamos con los hábitos de consumo?

De hecho, toda la basura acumulada en las calles ha provocado más de un problema, lo más evidente es en la época de lluvia, el colapso de drenajes e inundaciones impactan en la movilidad y en el transporte, es preocupante. ¿Qué hacemos para evitar ese problema?

¿Existe una solución?

Será la solución ¿no consumir productos en envase plástico? ¿Reducir el uso de bolsas plásticas? ¿Renunciar a la comodidad de consumir y desechar? ¿Puede más la industria del consumismo que nuestra convicción de un ambiente limpio y sano?

Alguno pensará ¿es suficiente con prohibir el uso de bolsas plásticas? Para muestra un botón, las acciones que promueve la municipalidad de San Pedro La Laguna en cuanto a la regulación y prohibición de venta y distribución de bolsas plásticas, duroport, pajillas y derivados. ¿Será suficiente?

Izquierdo mencionaba en la conferencia, “si la razón del cambio no es suficiente con el tema ambiental, que tal si la motivación sea nuestra salud”. Algunos estudios muestran la relación entre algunas enfermedades y el uso frecuente de recipientes plásticos para almacenar, calentar o servir alimentos. Seguramente la repercusión en nuestra salud es acumulativa.

Clasifica los desechos.

¿Existe una solución? La solución inicia con la convicción de realizar cambios en los hábitos de consumo: ¿basta con el reciclaje o con la reutilización de materiales?

Tal vez no, necesitamos cambios profundos en la forma de vivir y consumir. No es de esperar la creación de leyes o sanciones económicas por usar plástico. Iniciemos el cambio. Reducir el uso de plástico y clasificar los desechos, no es una tarea difícil, por algo debemos empezar.

Zulena Escobedo ([email protected])

Lee también: Las nuevas generaciones ¿qué piensan del medioambiente?

 

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR