23° GUATEMALA
27/11/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Cosas de las que NO queremos hablar: nuestros brazos

Gabriel Arana Fuentes
04 de marzo, 2018

Priscilla León es la autora del blog de moda: Curvas de estilo.

Si algo me han enseñado los años es que hay temas que a las chicas plus size nos hacen sentir incómodas o nos generan inseguridades. Desde no querer entrar en la piscina por temor a hacer un Gwyneth Paltrow en Shalow Hall, hasta negarte a decir tu peso en público por miedo al “qué dirán”.

Por eso, hoy inauguro una nueva sección en el blog: Cosas de las que NO queremos hablar. Y bueno, ya que en los últimos días hemos vivido el calor con fervor, se me ocurrió empezar con algo que a las chicas XL nos da mucho miedo: nuestros brazos.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El verano se presta para lucir los brazos. Fotos: Mariano Macz.

Como con la mayoría de cosas, yo no tenía conciencia de que mis brazos fueran “un problema”, hasta que alguien lo dijo. Fue un verano de hace muchos años: mientras yo, en mi camiseta sin mangas moría de calor, mi amiga mucho más fit permanecía con la chaqueta de lona puesta, pero con la cara roja y abanicándose. “¿Por qué no te la quitas?” pregunté. “Porque tengo los brazos gordos”, respondió secamente.

Los escotes en la espalda también estan in. Fotos: Mariano Macz.

No sé qué demonios me pasó, pero desde ese momento adolescente empecé a tener miedo a llevar tops sin mangas, vestidos de tirantes y blusas strapless (ok, tal vez eso último si fue un acierto). Durante un tiempo usé unas horribles “toreritas” (boleros) para disimularlos y me compré algunas camisas de manga larga, hasta que llegué a la conclusión de que tener brazos gruesos no te hace digna de un burka.

Aunque yo perdí el temor mostrar mis brazos, sé que no a todas les pasa lo mismo y lo comprendo. Así que, ya sea que los quieran descubiertos o no, hoy les traigo unas cuentas propuestas de “mangas”, que las ayudarán a verse chic mientras reciben el verano.

Vestido sin mangas de Forever 21 Plus (comprado en Megapaca) y zapatillas de Converse. Fotos: Mariano Macz.

Sin manga 

Las camisetas de tirantes no nos quedan exactamente bien a las chicas plus size. Así que una buena opción para ir frescas este verano son las camisas, blusas, tank tops y vestidos que, a pesar de ser SIN MANGAS, no dejan ver las acumulaciones de grasa que se hacen al comienzo de los brazos.

También te pueden interesar leer sobre el 14 de febrero o del paisley.

Off shoulder

Seas delgada o gorda, a muy muy muy pocas personas se les ve bien el escote strapless, así que mejor mantengámoslo lejos. En  su lugar, lleva una versión mucho más actual: los off shoulder que aunque dejan tus hombros “al aire”, cubren un parte de tus brazos.

Mangas transparentes

Son como un “quiero, pero no”. La verdad es que las transparencias son bastante útiles para sentirte más en confianza con tus brazos y, además, son muy sexy y chic.

Mangas kimono

Estas mangas deben su nombre a la maravillosa prenda de inspiración oriental: el kimono. Se caracterizan por ser anchas y por tanto, muy frescas.

Mangas campana

Se caracterizan por su parte superior se ajusta a los brazos, pero la inferior es suelta. Ajá, justo como un pantalón de campana. Puntos extras, si las escoges en un crop top.

Bueno, ahora sí, a amar y liberar nuestros brazos cada día. ##FreeTheArms

Lee también

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER