Política
Política
Empresa
Empresa
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Cambios a ley de asilo en EE. UU. complica a quienes huyen por violencia

Henry Pocasangre
16 de junio, 2020

Un nuevo reglamento de asilo fue publicado esta semana por el Departamento de Justicia y el de Seguridad Nacional, que complica más a quienes buscan protección.

La norma antes vigente estaba desde 1980, la nueva cambia la política de asilo y deja casi sin opciones a los migrantes que huyen por violencia y pobreza y quieren protección.

El reglamento de asilo que queda desplazado estaba basando en la protección de los derechos humanos de las personas que temen por su vida. El nuevo estará disponible para comentarios públicos hasta el 15 de julio.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Actualmente los migrantes que llegan a la frontera solo deben expresar su temor o el riesgo que corren en su país de origen, aunque desde el 2017 el gobierno de Donald Trump ha hecho cambios para reducir a los elegibles de la protección. Finalmente, en abril de este año, bajo el argumento de la pandemia, la administración detuvo la entrada de migrantes.

Más noticias: Dos mil migrantes contagiados de Covid en centros de detención

Nuevo reglamento de asilo

El nuevo reglamento impone nuevas barreras al asilo, como no haber pagado impuestos, pide aumentar la definición de “persecución” para que aplique a daños extremos y redefine los motivos de asilo, lo que podría dejar fuera a quienes huyen por violencia doméstica o pandillas..

También contiene elimina la capacidad de pedir asilo por motivo de género y limita a las mujeres que huyen de esclavitud sexual.

Otro aspecto que contiene es que permite a los jueces de inmigración negar una solicitud de asilo aunque no haya habido audiencia con el solicitante, solo por el hecho de carecer de evidencia.

Organizaciones promigrantes temen que la nueva reglamentación deje a los migrantes que están varados en la frontera de México, sin recurso para obtener protección.

Además, hay unos 1.2 millones de casos acumulados en las cortes de inmigración.

Cambios a ley de asilo en EE. UU. complica a quienes huyen por violencia

Henry Pocasangre
16 de junio, 2020

Un nuevo reglamento de asilo fue publicado esta semana por el Departamento de Justicia y el de Seguridad Nacional, que complica más a quienes buscan protección.

La norma antes vigente estaba desde 1980, la nueva cambia la política de asilo y deja casi sin opciones a los migrantes que huyen por violencia y pobreza y quieren protección.

El reglamento de asilo que queda desplazado estaba basando en la protección de los derechos humanos de las personas que temen por su vida. El nuevo estará disponible para comentarios públicos hasta el 15 de julio.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Actualmente los migrantes que llegan a la frontera solo deben expresar su temor o el riesgo que corren en su país de origen, aunque desde el 2017 el gobierno de Donald Trump ha hecho cambios para reducir a los elegibles de la protección. Finalmente, en abril de este año, bajo el argumento de la pandemia, la administración detuvo la entrada de migrantes.

Más noticias: Dos mil migrantes contagiados de Covid en centros de detención

Nuevo reglamento de asilo

El nuevo reglamento impone nuevas barreras al asilo, como no haber pagado impuestos, pide aumentar la definición de “persecución” para que aplique a daños extremos y redefine los motivos de asilo, lo que podría dejar fuera a quienes huyen por violencia doméstica o pandillas..

También contiene elimina la capacidad de pedir asilo por motivo de género y limita a las mujeres que huyen de esclavitud sexual.

Otro aspecto que contiene es que permite a los jueces de inmigración negar una solicitud de asilo aunque no haya habido audiencia con el solicitante, solo por el hecho de carecer de evidencia.

Organizaciones promigrantes temen que la nueva reglamentación deje a los migrantes que están varados en la frontera de México, sin recurso para obtener protección.

Además, hay unos 1.2 millones de casos acumulados en las cortes de inmigración.