19° GUATEMALA
15/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

No más consultas

Redacción República
20 de octubre, 2014

El año 2014 nos planteaba como
sociedad el gran reto de elegir adecuadamente a las autoridades encargadas de
dirigir los organismos de control del estado. Desde hace un par de años atrás
se comenzaron a mover las piezas, manipular las comisiones de postulación y por
ende las elecciones de los más importantes cargos de servicio público.

La creación de Facultades de
Derecho y hasta Universidades completas es una muestra del incentivo perverso
que ofrecen las Comisiones de
Postulación por tomar una cuota de poder en elecciones de muy alta valía para
la sociedad.

La primera gran elección del año
fue la designación de la nueva Fiscal General de la República. Dicho
nombramiento estuvo marcado por una enorme polarización de la sociedad, ya que
mientras algunos aseguraban que el período de Claudia Paz y Paz terminaba en
Diciembre, algunos otros decían que su período terminaba en Mayo.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Una resolución de la Corte de
Constitucionalidad finalizó dicho dilema, ya que allí se explica que el
nombramiento es impersonal y por lo tanto se comienzan a contar períodos de 4
años corridos desde el primer fiscal designado luego de las reformas a la
Constitución Política de la República de 1994.

En palabras simples, el período
del fiscal comienza el 16 de Mayo de cada cuatro años, no a partir del
nombramiento del nuevo funcionario.

Ya pasados algunos meses, la
Controlara General de Cuentas, Nora Segura, tampoco tenía certeza del momento
en que debía dejar el cargo. Justo el día en que debía salir de la institución,
Segura presentó una consulta al Congreso con el objeto de saber la fecha de su retiro.

La Corte de Constitucionalidad
resolvió de igual forma que en el caso de Paz y Paz, dándole 24 horas a la
Licenciada Segura para abandonar el cargo. De manera personal me parece que la
consulta de la Licenciada Segura era absolutamente innecesaria, ya que la
primera resolución es absolutamente clara en cuento a lo impersonal del cargo.

Me sorprende que la Corte de
Constitucionalidad abalara en su resolución lo actuado por Nora Segura en los
días que estuvo ilegalmente al frente de la Contraloría, ya que es un puesto de
muy alto rango como para permitir una usurpación de funciones.

En el tercero de los casos, ante
las múltiples denuncias de parte de la Sociedad Civil de actos anómalos, en la
elección de Magistrados de Corte Suprema de Justicia y Salas de Apelaciones, la
Corte de Constitucionalidad decide suspender la toma de posesión de los
magistrados electos, pidiendo a su vez a los magistrados salientes permanecer
en sus cargos más allá de su período establecido. Lo interesante de la
resolución es que la CC deja en claro que el período de los magistrados ya ha
terminado y que el período de los nuevos magistrados ya comenzó a correr, esto
a pesar de que no han tomado posesión.


Ante lo resuelto de manera
consistente por parte de la Corte de Constitucionalidad, en mi calidad de un
ciudadano común y corriente, les pido a las personas que ejercen algún cargo de
servicio público con mandato definido, que se dejen de consultas y respeten la
institucionalidad del país.

El desgaste de estar preguntando
si el período termina en Mayo, Diciembre, Octubre o Enero es perjudicial para
el sistema republicano de la nación. Creo que ninguno de nosotros tenemos ninguna
duda de que el período presidencial termina el 14 de Enero del año 2016, por
ende no tendríamos motivo para preguntar cuando termina la labor de la Fiscal
General, Magistrados, Contralor u otros puestos de vital importancia con plazos
fatales.


SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER