21° GUATEMALA
27/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Salarios diferenciados

Redacción República
28 de agosto, 2014

Una propuesta para establecer salarios mínimos diferenciados por debajo del mínimo legal actual fue presentada por los alcaldes de los municipios de San Agustín Acasaguastlán y Guastatoya, El Progreso; Masagua, Escuintla, y Estanzuela, Zacapa.

La razón principal de dicha propuesta consiste en que así atraerán más empresas y se crearán más fuentes de trabajo. De hecho, hoy en día no se paga ni el salario mínimo legal y la economía informal es enorme. Esto de la economía informal es más crítico en el caso del empelo ya que apenas el 20% de los trabajadores están afiliados al IGSS a pesar que es obligatorio lo que nos indica que el 80% está trabajando informalmente o bien muchos de ellos trabajan donde no se cumple el requisito mínimo de cuatro trabajadores para que el patrono tenga la obligatoriedad de inscribir a sus empleados al IGSS.

Sea como sea, hay una realidad. Existe en Guatemala un salario mínimo que causa desempleo y economía informal. Algunos sindicalistas sugieres que el problema está en que no se está ejerciendo la suficiente presión a los patronos para que paguen el salario mínimo. No deja de haber más de algún comentario de personas, bien intencionadas, que les ha parecido una ofensa la propuesta de los salarios mínimos diferenciados. Otros incluso consideran que esto es una obra maquiavélica del empresariado.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Pero en realidad existe una gran ignorancia económica muy generalizada en todo sentido cuando se habla de los salarios. Todos quisiéramos ganar más. Creemos que merecemos más por nuestro trabajo. También consideramos que la gente debería vivir mejor con suficientes ingresos para poder vivir cómodamente. Pero las intenciones no resuelven los problemas de los salarios y el empleo en la realidad.

Una verdad comprobada por la mayoría de economistas es que los salarios mínimos causan desempleo cuando se fijan por encima del salario de mercado. Y en este caso, si se trata de lograr la máxima ocupación laboral en un país, es decir, que no haya desempleo, entonces el salario mínimo no es la herramienta adecuada porque precisamente causa desocupación. Esto ocurre en el caso en que el salario fijo esté fijado por encima del salario que libremente fijen las personas sin necesidad de cumplir con alguna norma legal, es decir, el salario de mercado.

Por lo que vemos en Guatemala, el salario mínimo está por encima del salario de mercado y está causando desempleo o bien se crea un mercado informal con salarios de mercado que son más bajos que los puestos formales con el salario mínimo. Quienes defienden a capa y espada el salario mínimo legal y se rasgan las vestiduras contra los que los que criticamos la imposición de salarios mínimos legales actúan posiblemente con buenas intenciones pero ignoran las consecuencias económicas de tal medida.

Los alcaldes, en su desesperación por lograr más empleos han solicitado salarios mínimos por debajo del legal. Yo creo que también ellos están confundidos con el tema del salario mínimo porque si ese salario menor sigue estando por encima del de mercado libre entonces seguirá habiendo desempleo.

La verdadera razón pasa por eliminar la figura del salario mínimo legal. Esto permitirá que la economía informal en el mercado laboral disminuya además que se crearán muchas plazas especialmente aquellas marginales que debido al salario mínimo legal más alto que el del merado habían dejado de existir.

Es cierto que la generación de más empleos no depende sólo de la existencia de salarios mínimos. Afecta negativamente a la formación de más y mejores puestos de trabajo la rigidez laboral así como las trabas que se le pueden poner al capital e inversiones, el costo de tener gobierno y la inseguridad del país, entre otros.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER