17° GUATEMALA
27/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

No hay atajos para mejorar la competitividad

Redacción
28 de enero, 2016

Durante las últimas semanas, algunas voces han comenzado a elevar los argumentos para querer manipular el tipo de cambio y afectar los principios macroeconómicos que rigen en nuestro país. Aunque son comprensibles las razones para sus planteamientos, no debemos caer en visiones de corto plazo, que afecten a la población de menores ingresos, llevando al país a sumirse aún más en la pobreza.

En los últimos dos años, el valor de la moneda de países como México ha caído 38.5 por ciento en su valor en cuanto al tipo de cambio respecto al dólar, pasando de 13 pesos para comprar un dólar a principios del 2014, a 18 pesos según la última cotización al día de ayer. Una entrevista de la periodista Carmen Luna de CNN Expansión a economistas expertos en marzo del año pasado, mostró las razones por las cuales el peso estaba depreciándose: “la caída de los precios del petróleo y la alta dependencia de las finanzas públicas en dicha materia prima, un débil desempeño económico, reacomodo de portafolios, la incertidumbre en Europa”. A estas razones hay que agregarle la caída en la economía china, de la cual México también depende.

Esta depreciación del tipo de cambio del peso mexicano, comienza a generar un incentivo para que personas inescrupulosas comiencen a aumenten el contrabando de productos de México hacia Guatemala, lo que no solo pone mayor presión sobre las autoridades aduaneras de elevar sus controles y de que exista mayor coordinación con el ejército para vigilar las fronteras, sino que obliga a los fabricantes nacionales a ser más competitivos.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

De allí que la respuesta de algunos para ayudar a la industria nacional y en especial a los exportadores, sea querer manipular el tipo de cambio de manera artificial. Esto aunque suene muy optimista, es inviable. La presión que hacen las remesas al entrar dólares en nuestra economía, implicaría un esfuerzo demasiado caro para el país querer salir a comprar más dólares de lo necesario e imprimir quetzales sin respaldo económico, lo cual generaría un efecto inflacionario que afectaría a los más pobres.

Si en realidad queremos mejorar la competitividad, como Nación debemos retomar la agenda económica y aumentar la productividad. Para ello no hay atajos pero sí acciones de corto plazo que el Congreso podría hacer, aprobando de Urgencia nacional las siguientes iniciativas: Ley reguladora del trabajo por hora, la reforma al Código de Comercio que elimine el capital mínimo y la ley de estabilidad jurídica a la inversión. Solo así podremos generar mayor crecimiento económico y fortalecer la hoja de ruta para aumentar la competitividad, que implica un esfuerzo directo en mejorar el clima de negocios. @jczapata_s

Fuente utilizada: http://www.cnnexpansion.com/economia/2015/03/11/4-causas-clave-de-la-depreciacion-del-peso-mexicano

 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER