18° GUATEMALA
06/08/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Videos
Videos
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines

Reformas versión 2016.1

María Dolores Arias
10 de febrero, 2016

El jueves pasado los diputados aprobaron las reformas a la Ley Orgánica del Organismo Legislativo–LOOL, Acuerdo 14-2016- después de varios intentos en la legislatura pasada. Al parecer las manifestaciones, capturas, juicios y demandas ciudadanas han empezado a hacer mella. Así que antes de sufrir las consecuencias de prácticas enraizadas de corrupción prefirieron hacer una autodepuración al cambiar algunas reglas del Legislativo.

Estas reformas, -como cualquier otra- tienen sus claroscuros. Considero que en general el balance es positivo, caso contrario a la reforma a Ley Electoral y de Partidos Políticos –LEPP- cuyos cambios son tan negativos que es preferible dejarla como está actualmente. Esto nos debería llevar a reflexionar que no todas las reformas son para mejorar y por consiguiente debemos ponerle especial atención a las mismas.

En un análisis preliminar podemos considerar que los cambios favorables a la LOOL están relacionados con las contrataciones, interpelaciones y transparencia en las comisiones de trabajo.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El tema de las contrataciones fue uno de los temas que mayor atención tuvo a raíz del escándalo en la contratación arbitraria de personal y la asignación de sueldos. En esta reforma se prohíbe la contratación de familiares de diputados y de trabajadores del Congreso. La contratación, ascensos y aumentos se otorgarán por mecanismos de oposición,   es decir, sólo los más aptos tendrán el cargo, al menos en teoría.

Además se limita el número y la temporalidad del personal que podrá contratar cada diputado, así como el personal asignado a los bloques, las comisiones de trabajo, junta directiva e integrantes. Con esto se pone un límite al personal contratado temporalmente en el Legislativo.

Las interpelaciones dejarían de ser un mecanismo de presión para negociar agendas legislativas ya que se podrán programar sesiones adicionales para tratar temas de la agenda pendiente y los temas constitucionales estarían por encima de las interpelaciones.

Todas las comisiones de trabajo deberán documentar y registrar sus sesiones por medios audiovisuales, dichos registros serán de carácter público. Esto implica que las citaciones que hagan dichas comisiones deberán estar registradas no sólo mediante actas sino también en forma audiovisual lo cual le dará mayor transparencia. Cabe recordar el caso de los exdiputados Arreaga y Chávez que fueron grabados pidiendo “ingresitos” a cambio de “favores” legislativos.

El reto con esta reforma será exigir que efectivamente sea pública la información, que el director de informática y comunicaciones tenga la información en el sitio del Congreso en forma fácil y oportuna y no dependa del humor del presidente de turno en el Congreso.

Reuniones en comisiones donde se discuten iniciativas como la Ley de la Juventud -que pretende aumentar impuestos- Desarrollo Rural, postulación a magistrados de las Cortes y el presupuesto de cada año –donde se discute el listado geográfico de obras- deberían no sólo ser grabadas y archivadas sino transmitidas en vivo a través de los diferentes canales de streaming que existen -muchos de ellos gratuitos-.

Dentro de los oscuros -retrocesos- de esta reforma son la posibilidad de utilizar la votación breve cuando el sistema electrónico “no funcione” o se trate de “mero trámite” del Congreso con lo que bastará que levanten la mano en señal de aprobación. Esto abre la puerta a manejos “discrecionales” del funcionamiento del tablero y a que cada presidente determine qué es y qué no es “votación de trámite”. Con esto la transparencia y rendición de cuentas de cada diputado al momento de la votación puede ser evadida.

Así que habrá que presionar a los congresistas para que el tablero siempre funcione y el método de votación abreviada sea eliminado, a fin de cuentas ¿es acaso, más rápida la vista del presidente del Congreso para contar los votos que el tablero electrónico? ¿Qué mejor método abreviado que usar la tecnología?

El castigo a los tránsfugas más que una solicitud expresa de la ciudadanía, fue la oportunidad que encontraron los dirigentes de los partidos para asegurarse puestos, diputaciones y lealtades, como si estas últimas pudieran comprarse. En lo personal considero que el castigo, no sólo a los tránsfugas sino a los diputados corruptos, será más efectivo cuando el ciudadano pueda elegir nominalmente a los diputados.

Si los mandantes entienden que esto sólo es el comienzo, los políticos se verán obligados a continuar con reformas como la de la Ley del Servicio Civil tanto en el legislativo como en el Ejecutivo. ¿Habrá reformas versión 2016.2?

@Md30

Facebook.com/Mda30

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER