19° GUATEMALA
27/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Liderazgo educativo

Redacción
28 de marzo, 2016

La adquisición de aprendizaje es un proceso con múltiples participantes. En el estudiante, se observa su aprehensión del mismo tanto por las ponderaciones objetivas a que debe optar, como por la observación de la firmeza en el ejercicio de las competencias adquiridas, sobre las cuales continua la construcción del aprendizaje. En él se aprecia; sin tomar en consideración del rol tanto del docente como del director del centro educativo, pues el resultado no es de un esfuerzo aislado, el cual también incluye a los padres de familia.

En Guatemala, en el sector público, los directores de las escuelas son docentes a quienes se les asigna una responsabilidad administrativa agregada aunado al acompañamiento docente, sin goce de sueldo adicional. En el Decreto Legislativo 1485 del 13 de septiembre de 1962, (Art. 12),se describen las calidades necesarias para optar al cargo; para los niveles de Preprimaria y Primaria debe ser maestro de educación primaria, con cinco años de experiencia; para los niveles de Básicos y Diversificado, siempre debe ser maestro de primaria pero con estudios superiores. En el sector privado, los profesionales que optan a todos los puestos técnico administrativos, deben contar con niveles académicos superiores.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, elaboró el 2015 un estudio sobre “Experiencias innovadoras de formación de directivos escolares de la regiónhttp://unesdoc.unesco.org/images/0024/002440/244075s.pdf , excepcional documento que además de presentar algunas experiencias institucionales en la formación del liderazgo educativo, comparte en la introducción las definiciones y los desafíos de esta formación, y al final, las conclusiones, sensatas y pertinentes. Estos aportes se acompañan por las experiencias puntuales de las prácticas formativas de los lideres educativos, en distintos países, observando más en el sector público que al sector privado.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El eje de proceso de aprendizaje es el estudiante; su mentor, el docente, es el guía que le demuestra las posibilidades, los caminos y las rutas, y el director del centro educativo es el que comparte la mística de la institución con el cuerpo docente, planifica su cumplimiento académico y del desarrollo integral en grupo como trabajo colaborativo, y además aconseja a cada docente, no sólo en los momentos de necesidad de apoyo por algún alumno con una necesidad especial, también en la gestión per se, las necesidades de infraestructura, de apoyo didáctico, y de inspiración para así sostener la constante innovación que requiere el proceso de aprendizaje que pueda responder a la necesidades del alumno y del mundo que lo rodea.

UNESCO propone que para asegurar la calidad educativa, como ésta se quiera definir, hay que fortalecer el liderazgo de los directores, establecer con precisión las responsabilidades de estos líderes, incorporar estándares de desempeño, introducir sistemas de profesionalización constante, demostrando un liderazgo pedagógico y administrativo, para así instituir una mejora constante. Las iniciativas de formación en el liderazgo educativo debe incluir el ser mentor, los formadores de los directivos compartiendo además de conocimientos, experiencias prácticas que inspiraran las respuestas innovadores a retos cada día mas cambiantes.

Las instituciones del estudio varían desde universidades, fundaciones privadas no lucrativas y ministerios de educación; los países participantes fueron Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Republica Dominicana. Es importante mencionar que en el análisis de los datos aportados por la prueba SERCE, de los dieciséis países de América Latina que participaron con el cuestionario, solo en Guatemala indica el documento de UNESCO, que los directores no cuentan con estudios de dirección escolar.

El documento de noventa y uno paginas además de sustentar la premisa que con el desarrollo profundo y profesional en el liderazgo educativo como resultado se fomentará una oferta educativa pertinente y de calidad, con la generación de la evidencia del aprendizaje en los estudiantes. Describe las variedades de metodologías implementadas, sus logros y desafíos, y sobre todo, lo reciente de las iniciativas de este desarrollo profesional.

Se inicia desde el principio. La organización escolar es el soporte del docente quien a su vez es el guía, el mentor del alumno. Cada participante del proceso debe contar con el acompañamiento profesional y adecuado; el director de cada institución asegura el logro de las competencias de los estudiantes, el resultado deseado al finalizar el proceso. Su desarrollo también tiene que ser integral, profesional, transparente, colaborativo, flexible y en constante crecimiento. De esa manera se asegura un aprendizaje exitoso. Las políticas públicas deben reflejar esta imperante desarrollo profesional de la figura del director, líder en el centro educativo, en la comunidad, en la nación.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER