35° GUATEMALA
25/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

El Diablo y los jóvenes

Redacción
31 de mayo, 2016

Somos una sociedad muy religiosa. Y, también, una sociedad con mayoría de población joven. De ahí que no sea extraño que en el país 9 de cada 10 jóvenes guatemaltecos entre los 15-29 años profese una religión. Pero también hay un 9.5% de jóvenes, a nivel nacional, que no profesa ninguna religión y que se declara no creyente, que equivalen a unas 396,206 personas (ENJU, 2011).

Aun cuando no todos los jóvenes son religiosos, casi el 100% de ellos cree en la figura de Dios y Jesucristo -98.9 y 95.4% respectivamente-. Si se me permite la palabra, puede decirse, entonces, que Dios y Jesucristo son muy, pero muy “populares” entre la juventud del país.

Pero el Diablo no se queda atrás. De entre los poco más de 4 millones de jóvenes que hay en el país un 38.3% cree en el Diablo, equivalentes a alrededor de 1 millón 590 mil jóvenes d. A eso, agréguele que el 57.2% de jóvenes cree en el infierno.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

De hecho, el Diablo es más “popular” que Jesucristo en la web. Haga el ejercicio de “googlear” la palabra diablo y se le desplegarán 64 millones de resultados. Si la búsqueda la limita solo para Guatemala, los resultados de la palabra diablo serán 328 mil; por el contrario, los resultados de “googlear” la palabra Jesucristo son de 19 millones a nivel global, en tanto que a escala nacional solo llega a 139 mil resultados. Eso sí, el Diablo es superado, por mucho, por Dios en la web.

Es interesante observar que quienes más creen en el Diablo son los hombres jóvenes, así como aquellos entre el grupo de edad de 25 a 29 años; la juventud creyente en el Diablo es, en su mayoría, ladina/mestiza y los residentes en el área urbano-metropolitana del país –de hecho más de la mitad de jóvenes que creen en el Diablo, el 55.2%, viven en estos territorios-.

Sin duda serán necesarios estudios más profundos, pero quizá estos últimos datos y el perfil de quiénes son los jóvenes que creen en el Diablo ayuden a explicar la creciente aparición de rituales de “adoración” como los de la “santa muerte”, tanto en la Ciudad de Guatemala como en territorios aledaños. ¿Puede considerarse lo anterior un impacto de los rituales que realizan las maras y pandillas juveniles en zonas metropolitanas? No lo sé. Pero sin duda son datos inquietantes que invitan a reflexionar y profundizar más en el tema.

No quisiera entrar en el campo de la teología pero es interesante tener en cuenta que el denominado exorcista del Vaticano, Gabriel Amorth, dijo en su libro titulado Habla un Exorcista que “Satanás era la criatura más perfecta salida de la mano de Dios” y, agregó, que es una criatura que, junto con su legión de “ángeles rebeldes”, tienen poder y lo conservarán hasta la parusía (es decir, la segunda venida triunfal de Jesús al final de los tiempos).

En su mencionado libro, el padre Amorth indicaba que quien suprime la existencia del Diablo o de Satán también suprime el pecado y con ello deja de entender la obra de Cristo –como Salvador-. En este sentido, y volviendo a los datos de Guatemala, el hecho de que 38 de cada 100 jóvenes crean en el Diablo puede dársele una lectura dialéctica. Mientras este dato puede ser leído como algo negativo, por cuanto un importante grupo de guatemaltecos jóvenes creen en las “fuerzas del mal”, también es cierto que la existencia y creencia de la figura del Diablo en la mente de más de un millón de jóvenes guatemaltecos, puede ser leída como la justificación y la causa “positiva” para “legitimar” y dar más poder e impacto de las religiones dominantes sobre un importante segmento de la población del país.

No hay que olvidar que la existencia de un contrario o un enemigo como el Diablo, también le da sentido a la existencia de Dios y Jesucristo. Pero para finalizar, permítame consultarle a usted joven que ha leído este artículo ¿cree en el Diablo? O bien ¿Cree que el Diablo, hoy en día, viste a la moda y es más “cool” entre los jóvenes?

@bequerchocooj

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER