23° GUATEMALA
25/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

A LOS GUATEMALTECOS SE NOS AGOTA LA PACIENCIA

Antonio Melgar
20 de junio, 2017

Guatemala es una nación con cambios a diario que se encuentra inmersa en una serie de acciones que llevan a pensar en la incipiente democracia que desde hace años lleva consigo errores y horrores que se han cometido año tras año y que lastimosamente nos ha dejado con una mala percepción de las formas de gobierno de nuestro país.

Ese mal sabor de boca, creo que es provocado por los grandes índices de corrupción, que han desbancado a una sociedad como la nuestra. Hemos visto toda clase de privilegios como favores ya sean políticos o económicos, que siempre dejan en una posición vulnerable a los más sencillos de esta sociedad.

Esa misma corrupción nos ha deja un país lesionado y con muy pocas esperanzas de salir de un agujero que solo es muestra de pobreza, desnutrición, salud ineficiente, y con una seguridad que no crea protección y educación que no termina de arrancar para mejorar el nivel de vida de los guatemaltecos.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Al ver esta situación y que las practicas siguen siendo las mismas y que los mismos siguen teniendo el control, un posible cambio se avizora como muy lejano y esto en realidad afecta al espíritu de los que habitamos este país porque el esfuerzo y deseo de cambio habrán quedado en la nada.

Hay que hacer una valoración de la Guatemala que queremos y si estamos dispuestos a dar una parte de nosotros para lograr un cambio, es necesario empezar a pensar que queremos y si estamos conscientes de que solo con un fuerte cambio podemos reiniciar una nueva nación.

Hemos visto que los casos de corrupción siguen en agenda y en los tribunales del país llevando procesos para lograr emitir sentencia justa en los casos que tanto se hicieron resonar, pero un resurgir que al parecer se quedó como un grito solo en la plaza, las cosas no se siente que estén cambiando es mas no se siente que se vaya llegando a un punto en que se vean cambios factibles.

La esperanza de un cambio en el Gobierno y creer en un slogan, más bien representan más de lo mismo, espero que las autoridades se tomen en serio lo que se prometió, porque más parece que estamos en un camino sin salida.

Una buena parte de la población ha empezado a desesperarse, y Guatemala es uno de los países de los complicados de dirigir por todos los antecedentes que se tienen. La lucha contra la corrupción debe continuar para lograr un mejor país, y debemos luchar por cambiar ese pensamiento en normalizar los actos corruptos, y por eso reforzar el actuar ciudadano acorde a la cultura de legalidad.
Dejemos de pensar que solo las autoridades necesitan ser honradas, porque nosotros también debemos darles el ejemplo, y dejar de escudarnos con normalizar actos para que después se justifiquen.

República es ajena a la opinión expresada en este artículo

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER